viernes, agosto 19, 2016

Consejos de un conductor de hace 50 años

Al nuevo conductor:

La suerte es un factor muy importante en la conducción de un vehículo, pero teniendo siempre presente el dicho popular tan conocido de "que San Cristobal, Patrón de los automovilistas, se baja del coche al sobrepasar los 70 km/hora".

La prudencia en el conductor debe imperar siempre en todo momento, principalmente cuando circula en las aglomeraciones de público, en los cruces, en las curvas y en los adelantamientos.

El conductor no debe distraerse cuando conduce y estar siempre correcto con los demás usuarios de la vía y atento a las señales de circulación.

También ha de observar con exactitud las preferencias de paso, y muchas veces, por cortesía, ceder el paso a los que se acercan por su izquierda.

No debe confiarse demasiado cuando vea a los ciclistas, como también a los motoristas que marchan por su derecha, y especialmente cuando éstos van en doble fila.

Cuando encuentre niños al borde de las aceras o en las calzadas de las calles o caminos, desconfíe siempre de la actitud de ellos, pues por su inconsciencia o atolondramiento, de improviso pueden presentarse delante de su vehículo; por lo tanto, la prudencia debe ser superior en estos casos.

En muchos conductores se observa que tienen mucha prisa, marchando con velocidades superiores a los 100 km/hora, y cuando entran en una curva cerrada o badén tienen que frenar con violencia, y en la mayoría de los casos a estos mismos se les ve parados tranquilamente delante de un bar degustando una cerveza. Sin embargo, aquellos conductores que llevan una marcha constante y prudencial, que no pasan de los 70 a 80 km/hora, llegan siempre a su destino sin accidentes y sin peligro.

Y últimamente le haré observar que si se le para el motor, tiene avería o dificultad en la marcha, arrímese, si le es posible, fuera de la calzada o donde no interrumpa el tráfico; tranquilice sus nervios; si puede fúmese un cigarrillo y medite la posible causa de su avería, carburador o encendido, y, solucionada la causa, nuevamente circule con la máxima prudencia y será feliz como lo soy yo cuando conducto mi automóvil después de tantos años, sin accidente.

Páginas 141 (imagen) y 142 (texto) del manual El examen de conductor: carnet de chófer. Edición número 19, de 1962. Redactado por Juan Senent Ybañez y editado bajo su propio nombre. Impreso en Valencia en Tipografía Moderna, actualmente Artes Gráficas Soler SL.

Bajo el lema un dibujo enseña más que cien palabras se imprime esta moderna y actualizada obra, notablemente mejorada y aumentada con las últimas disposiciones vigentes de circulación y señales, incorporando 708 grabados e ilustraciones, la inmensa mayoría en blanco y negro, que son una deliciosa visión y espejo histórico de lo que eran las carreteras españolas en los primeros años de 1960.

Título original de la página 142, Consejos de un conductor de hace 50 años al nuevo conductor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada