jueves, febrero 25, 2016

Opel Blitz TLF Firetruck (Italeri 1:24)

Fuente: https://www.scalemates.com/kits/101599-italeri-3778-opel-blitz-firetruck
Si hay un camión emblemático alemán durante la Segunda Guerra Mundial ese es el Opel Blitz, un camión de tipo ligero y medio, según construcción, que hunde sus raíces en los diseños de General Motors previos a la contienda. En modelismo ha sido reproducido abundantemente, al punto que podría ser perfectamente motivo para una colección monotemática. En kits para montar y escala 1:35 casi todas las marcas tienen una u otra referencia de este incombustible.

Lo que pocos saben es que el Blitz no murió con la guerra sino que pervivió en marca y concepto hasta 1975. De hecho, el modelo fabricado por Opel para los nazis siguió en producción hasta 1952, año en el que la marca presentó la nueva versión que lo renovaría completamente. Es curioso que en foros y webs alemanas, cuando se habla de este vehículo y su uso civil en esos años siempre añaden la coletilla de "ya no tenía nada que ver con lo militar". La paranoia histórica lo podríamos llamar.

Hay literatura en la red sobre este vehículo, así que me centraré en la reproducción que Italeri lanzó al mercado en 1985 (con caja abierta de transporte de mercancías), volviéndolo a lanzar en 1986 en versión militar estándar, en 1998 con un nuevo empaquetado y en 2007 en una versión cisterna de bomberos, que es la que está en mi mesa de trabajo.

Siempre me ha interesado saber en qué se basó el ingeniero de turno para reproducir tal o cual modelo y llevarlo a las estanterías de nuestra tienda favorita, las de siempre o las nuevas digitales. Lanzar una maqueta al mercado no es un proceso sencillo. Diseñarla, llevarla a moldes y ponerla en producción supone una inversión económica importante. En este caso los de Italeri se habían basado en el propio TLF de 3.6 toneladas que ya tenían en el mercado para hacer lo propio que se hacía en el vehículo de origen, añadir detrás la utilidad. Sólo es necesario cambiar el color a las grapas y añadir las calcas adecuadas.

Fuente: http://www.feuerwehr-coesfeld.de/wir_ueber_uns/freundschaften/martinszell/ martinszell_2014_07_08_neuerdings_loeschen_auch_frauen_mit.html

La versión tanker feuer que se nos presenta fue un estándar de fabricación, ya utilizado antes del final de la guerra, con ligeras diferencias en la bomba trasera y la ubicación de la manguera extensible, así que si somos capaces de reproducir las calcas adecuadas podremos reproducir cualquiera de los camiones distribuidos por la Europa Central hasta 1952 para los servicios de bomberos, e incluso los que estaban en activo en Alemania antes del final de la contienda. Italeri da al modelista dos opciones, una recrea un vehículo del cuerpo de bomberos voluntarios de la ciudad alemana de Erding y la otra para el cuerpo de bomberos de la ciudad francesa de Herrlisheim. Mi pregunta, como aficionado, es si existieron realmente estos camiones. Así que me puse a investigar, la parte más bonita, a mi juicio, del modelismo. Y efectivamente, parece ser que sí existieron en ambos casos. En el primero además hay una fotografía de 1952 de un acto oficial de entrega de vehículos, aunque bien podría pertenecer a otro cuerpo y no al de Erding, si bien en la imagen no se ve el carrozado cisterna en cuestión.

Fuente: http://www.historical-fire-engines.com/img-opel-blitz-2543.htm

En el segundo caso, el francés, encontré la historia del vehículo en particular en el foro de Autotitre donde se dice de este Blitz que el camión perteneció inicialmente al cuerpo de la ciudad alemana de Colmar, en el Alto Rhin. De allí se llevó a la ciudad francesa de Herrlisheim donde estuvo en servicio hasta su jubilación -presumiblemente en la década de los 80 o 90- para luego, en 2003, ser vendido a un museo español, donde recobra su aspecto oríginal tras una intensa restauración. La foto del vehículo está registrada en la web Historical Fire Engines y la buena suerte quizo que además sea el mismo vehículo de la calca de Italeri, el matriculado con la placa 703-K68.

Como accesorios extras sólo Archer Fine Transfers ha producido un set de calcas para los Blitz de Italeri en 1:24 que reproduce relojes y otra señalética menor con gran detalle. En su web la venden por 6,95 dólares. Y como documentación, aunque desconozco el contenido del dossier, en la revista especializada alemana Feuerwehr Magazine tienen uno específico de los Opel Blitz bomberos por 1,95 euros.

Leer más »

martes, febrero 16, 2016

Supermarine Spitfire Mk.1a Airfix 1:72


Mi primera maqueta que no es escala 1:24 (salvo si me remonto a mi infancia) y mi primera maqueta de un avión que termino (si olvido la primera y desastroza experiencia anterior con un gigantesco Junkers a 1:24, también de Airfix).

En este primer acercamiento a un mundo absolutamente desconocido para mí me he enfrentado a un kit muy sencillo de Airfix del Supermarine Spitfire Mk.1a, integrante del Escuadrón Número 92 de la Real Fuerza Aérea británica y que sirvió durante la Segunda Guerra Mundial. El kit viene en una bolsita, aunque también se presenta en caja, por un precio medio de 12 euros. Básicamente contiene lo que es el cuerpo exterior del avión y parte de la carlinga, además de la diminuta figura del piloto. Su escala es 1:72 y, para que te hagas una idea, montado cabe en la palma de una mano.

Es un regalo de Gregorio González, presidente de la Asociación de Maquetistas de Tenerife e IPMS Canarias, para participar en un miniconcurso donde un grupo de modelistas trabajan sobre este mismo kit (o el del BF-109, también de Airfix y también a 1:72) y que presentamos todos en el local de la Asociación como muy tarde el próximo 1 de marzo.

Conclusión, me ha divertido. Es un montaje rápido, pintado en acrílicos propios de Airfix (que no había usado antes) y de Vallejo. El camuflaje bajo el avión y el color tierra de la parte superior con aerógrafo, el verde (pasaba ya de enmascarar) a mano alzada y pincel, con el color diluido como para usar con el aerógrafo (y varias pasadas, claro). El cablecito ese trasero quedó mal, debería estar tenso. Y una calca quedó con burbujas (el Micro Sol no la desintegró, así que líquido debe haberse estropeado, porque no hace ningún efecto). La base intenta imitar un trozo de pista y un trozo fuera de pista (cesped).

Poco más. Los modelistas de aeronáutica militar españoles, cuyo nivel está entre lo mejor a nivel mundial, seguramente me crucificarían, pero para mí, mi reto personal está cumplido. A ellos les digo que, prometido, está hecho con la mejor de las intenciones. Jeje!





Leer más »

viernes, febrero 12, 2016

Ford Ranchero 1965 "General Lee"

Por fin, después de mes y medio de trabajo en verano y otro mes y medio en invierno, aquí está, mi propia versión de un General Lee surfero, propuesto en la recta final por Gregorio González, a la sazón Presidente de la Asociación Maquetista de Tenerife y alma máter del II Concurso-Exposición de Maquetismo y Modelismo de Tenerife que se celebrará este próximo mes de julio. Idea que se pudo hacer realidad gracias a las calcas de Slixx Decals.


Pero vayamos por partes. El Ford Ranchero es un cupé utilitario producido por Ford entre 1957 y 1979 con carrocería de dos puertas pickup. El concepto funcionó tan bien que en 1959 Chevrolet lanzó su legendario El Camino. El modelo es primo hermano de otros clásicos de la marca como el Fairlane, el Falcon, el Galaxie el Torino o el Durango.

El General Lee era el tercer personaje de una memorable serie norteamericana producida en el primer quinquenio de los ochenta del pasado siglo XX, The Dukes of Hazzard. El General estaba basado en un Dodge Charger de 1969 de dos puertas, pintado en un característico color naranja, con la bandera confederada pintada en el techo y los numerales 01 en sus puertas. Forma parte de los iconos del motor norteamericano, aunque ahora mismo en aquel país hacer referencia a esta bandera pueda ser políticamente incorrecto, según me han alertado en algún foro. En la primera década de este siglo la saga ha visto cierta continuación en varias películas para televisión y cine, así como juegos y otras derivaciones. Quizás la más recordada ahora sea la última, de 2005, con la presencia del cómico y productor Seann William Scott y cuyo título en las carteleras españolas fue Dos chalados y muchas curvas, que se prolongó con su segunda parte, Dos chalados y muchas curvas: el comienzo.


Si quieres saber cómo construí este modelo partiendo una maqueta de Trumpeter en escala 1:25, viaja y navega por este blog, donde encontrarás explicaciones sobre el motor, el chasis, los interiores y la carrocería. Básicamente se ha pintado todo utilizando acrílicos de Vallejo, que son los que más fácilmente se encuentran ahora mismo en las tiendas de arte y las pocas especializadas de hobby que sobreviven, así como algún acrílico, especialmente el naranja de la carrocería, las grandes superficies usando aerógrafo y las pequeñas a pincel. El detallado se ha realizado a base de la caja del esto-y-aquello o sobrantes, como suele conocerse en el mundillo. Tiempo de ejecución, entre verano e invierno, unos tres meses, dedicando una media de 2 a 3 tardes a la semana, unas dos horas cada tarde, de media. Cálculo realizado a ojímetro, por supuesto.








Leer más »

miércoles, febrero 10, 2016

Gym Tony, espejo de España

Esta pasada madrugada, en uno de esos días de insomne en el que o bien me pongo a destruir tanques o a mirar como tonto las redes insociables, descubro en Instagram, a través del perfil @talnts (muy recomendable) el perfil de la modelo Alessandra Sironi. Le hago un comentario en una foto, no a la muchacha, al diseñador que con tanta habilidad ha montado su galería, mencionando de paso e involucrando en la conversación a Gabriel Suárez, un señor y creativo. Claro, en el comentario puse que la muchacha era fea, como una ironía, un contrasentido, ya que salta a la vista que no lo es. La mujer se ofende y elimina comentarios... demostrando que los tópicos igual existen porque algo de verdad llevan.


Y tú a estas alturas te preguntarás en qué porras se relaciona eso con Gym Tony. Bueno, la verdad es que tenemos en casa cierta predilección por series que fracasan en audiencia pero que a nosotros nos parecen magníficas. Caso de Forever, por ejemplo (malditas audiencias). Y es que nuestro hispano Gym Tony lo borda en cuanto a tópicos ibéricos se refiere. Yo me atrevería a asegurar que los clava a tal punto que me da la nariz que quien se ve reflejado es quien critica la creación de Javier Veiga. CUATRO puso a competir esta serie televisiva cómica contra los monstruos de El Hormiguero o El Intermedio, sin dar mayor alternativa que la victoria en audiencias. Pero olvidan el país en el que vivimos. Aquí nos gusta reírnos del vecindario pero ni mirarnos al espejo ni que otros nos estampen un espejo delante. Así que, sin telespectadores hay fracaso. Y con fracaso se cierran los chiringuitos.

Si la has visto alguna vez (la cadena repite capítulos todos los días en el horario de la citada competencia) sabrás de que te hablo. Yo, no sé tú, juro haberme tropezado con todos y cada uno de los personajes del reparto, tanto principal como los secundarios. Es cierto que algunos son hiperbóreos y exageradísimos (Petra, Evaristo), pero los poligoneros, la separada desesperada, el empresario arruinado y vende-humos, el funcionario de correos cañí, el separado obsecionado con su ex, la hippy-pija, la bloguera -adoro ese personaje-, el cachas ególatra y el idiota cachas... Joder! No me digas que no los has visto en tu barrio, en tu gimnasio, en tu bar preferido, en tu trabajo... en tu familia!

Para bien o para mal estamos construidos de aspectos individuales entremezclados con aspectos colectivos que minan nuestra personalidad. Así que al final todos cumplimos algún papel, caemos en el saco de algún tópico. Yo tengo claros los míos, puedo decirlo, mi tiempo me ha llevado. Me río con ellos. No soy mejor que tú ni que los personajes de Gym Tony. Y tú? Lo tienes claro? Disfrutas del espejo? Porque Gym Tony era eso, el espejo de nuestra España más tópica.

Así que, muerto el rey sólo me queda decirle a los guionistas desconocidos y a su creador, Javier Veiga, bravo. Bravo, bravo y bravo. Y que la serie descanse en paz.

Leer más »

viernes, febrero 05, 2016

World of Tanks Blitz para Android

Ver gameplay más abajo.
Tengo un nuevo vicio en mi tableta. Se llama World of Tanks Blitz. Un jueguecito de nada que lleva, sólo en la plataforma de Google Play, unas 10M a 50M de instalaciones, 1M de opiniones (con valoración 4,3 sobre 5 estrellas) y que forma parte de un apasionante, rápido y trepidante mundo virtual al que accedes desde tantas plataformas como puedas imaginar.

La filosofía del juego es simple. Ambientación, Segunda Guerra Mundial. Tú, conduces un tanque, eres su tripulación. Objetivo, junto a 7 desconocidos (o conocidos si ya perteneces a un clan) jugadores, eliminar a otros tantos oponentes u ocupar la zona de la bandera durante 100 segundos sin recibir ningún impacto. Duración del juego, 5 minutos.

Los tanques a escoger pueden estar enmarcados dentro de los que usaron los Aliados (EEUU, URSS y Reino Unido) o los de la Potencia del Eje (Alemania y Japón -la última incorporación-). Si bien, en el juego la agrupación de tanques es aleatoria en el 7 contra 7. Los tanques se dividen en cuatro categorías y 10 niveles. Según una y otra cosa sus características son distintas. Los cazacarros, por ejemplo, adolecen de no tener torreta en su mayoría, con lo que su maniobrabilidad es un coñazo, además de un blindaje endeble, al menos en los niveles más bajos, pero si aciertas un cañonazo eliminas al contrincante de uno o dos tiros. Los tanques ligeros son rápidos y si no se están quietos es difícil acertarles, pero débiles en comparación con los lentos carros medios o pesados, más lentos pero más poderosos.

Cada combate te aporta experiencia, experiencia libre y créditos. Elementos necesarios para mejorar tu tanque o adquirir otros de niveles superiores. La base del freemium es el oro. Con él puedes comprar o mejorar vehículos sin adquirir experiencia, adquirir munición más poderosa o ampliar el espacio de almacenaje de vehículos (hasta 7 disponibles sin coste).

Trucos antes de entrar en el combate: (1) añadir equipamiento a tu carro -básicamente hay dos tendencias, los que lo mejoran defensivamente y los que lo mejoran para la detección y disparo-; (2) consumibles, sólo te recomiendo que lleves siempre el aumento de potencia de motor, que acelera tu tanque durante 30 segundos, de un sólo uso por combate (el resto de consumibles los usarás pero sólo vas a gastar créditos a mansalva); (3) camuflaje, es barato y útil.

Trucos en el combate: (1) si tienes un cazacarros o un tanque pesado, opta por quedarte en la distancia, oculto, y actuar de francotirador; (2) si tienes un carro ligero puedes ir de cacería, sin quedarte solo; (3) un carro medio es como la fuerza de infantería, mejor en grupo; (4) concentra tu fuego sobre los oponentes ya debilitados; (5) no te expongas ni insistas en machacar a un tanque superior al que no haces daño; (6) estudia el terreno, cada escenario tiene sus propias cualidades y al final se concentran las batallas en los mismos sitios -recuerda que es un juego de estrategia improvisada-; (7) no hay tiempo para pensar mucho, es un juego de decisiones rápidas, eso es lo emocionante.



Aún sabiendo todo esto mi historial no es gran cosa, con un 44,87% de victorias (como equipo, me suelen liquidar el último) en 341 batallas, con una tasa de impactos del 62,26% (significa que el resto lo fallo) y un daño medio causado por batalla de 216 puntos de vida (un tanque pesado de nivel IV puede llegar a tener hasta 790PV). Mi placa de maestría actual es as. Mi tanques preferidos son los medios, por cierto. Y en mi haber tengo el hito de 5 vehículos destruidos en una batalla (de 7). Además fue memorable, me quedé solo contra 5, ya había eliminado a 1, pues sumé otros 4 a mi mérito y dejé la batalla en empate. Je!

Y ya está, así de rápido y mortal es el juego, así de rápido te lo cuento, porque es que ya tengo que salir al campo de batalla a eliminar a esos cabrones.

XD

Leer más »

jueves, febrero 04, 2016

Ford Ranchero 1965: interiores

La cosa se va poniendo fina. Entro ya en el tramo final de este montaje que empecé en julio del año pasado y que estuvo parado en la mesa de trabajo casi seis meses. Terminado ya el motor, finiquitada la carrocería (aunque no me haya quedado hiper pulida ni hiper brillante, la doy por zanjada), cerrado el capítulo del motor, pasamos con los interiores de este Ford Ranchero de Trumpeter.

No me quería complicar mucho la vida pero ya puestos. Los asientos son deportivos, de un diecast que reproduce un deportivo japonés moderno de la marca Welly Diecast, no recuerdo  qué modelo, tal vez un Nissan 350Z. Para pintarlos usé acrílicos Vallejo y la vieja técnica del pincel seco. Como base el negro mate y luego aclarando con grises. Pinté algún detalle en cromado y negro brillante.

Añadí cinturones básicos, muy de la época, añadiendo un enganche de fotograbado, aunque equivoqué la punta, que no es la que corresponde. Para las alfombras utilicé tela, a la que di una pasada con gris. Añadí con un trozo de fotograbado la llave del contacto. El salpicadero está pintado en negro gris, siempre con acrílicos de Vallejo, cromados con rotulador permanente edding 751. El tono elegido para puertas y cuerpo del salpicadero es el naranja mate un pelín aclarado. Al volante le di marrón cuero más un lavado en negro brillante a los brazos cromados.



Para las gomas de los cristales utilizo rotuladores permanentes con base de alcohol (lo que usan los chiquillos para pintar paredes y lo que se tercie), negro satinado. Imita muy bien las gomas de los marcos de cristales. Y para el techo, una tela adhesiva que no sé cómo llegó a mi caja de sobrantes, pero tiene toda la pinta de que estaba en algún kit, porque es perfecta.

Con Evergreen y alambre hice los parasoles y me saqué el retrovisor de la manga. Por cierto, tanto cuentakilómetros como radio como espejo están barnizados en brillante, varias manos.

Y ya está, a por el remate de exteriores.








Leer más »