lunes, marzo 21, 2016

Qué hago yo aquí!


Qué hago yo aquí? Es que es inevitable que esa sea la primera pregunta. A dónde voy a ir yo a correr a qué carrera ni Dragon ni ná de ná, con toda esta gente que está fuerte? Usa el sentido común, mi niño! Qué ya estás oyendo los chistes baribajines de concejales y consejeros de turno! Qué necesidad tienes! Que ya estás cerca de los cincuenta, hombre! Sé serio, coño!

Las motivaciones negativas son tantas como las que tu cerebro sea capaz de argumentar. Al final se trata de quedarte en esa zona de confort. Esa geolocalización de tu cabeza donde te sientes seguro, aunque duela (o no duela), un sitio tuyo que lo es casi tanto como de los que te ven y quieren que te desenvuelvas ahí, porque ahí te definen, te etiquetan, eres un elemento controlable y tangible. Y el versus es solamente uno, romper la rutina y colarte por la grieta entre todas tus realidades. Más allá de lo poético y resumiendo, dejar de pensar en lo que puedes hacer y sólo hacerlo.

Así que allá va el último, con el reto de llegar, de correr, de hacer, de poder. Ahora un paso, ahora un Endomondo, ahora tres brincos sobre las piedras, ahora un pulsómetro, ahora un resbalón, ahora un arriba perezoso que ya son las ocho y tienes que ir a correr.

Y que uno, con tanta suerte que tiene, no está solo. No estoy solo. Porque detrás está Luis Hernández y está TheGarage y, especialmente, mi familia. Como mola eso. Vamos allá! Un paso, otro paso, un paso, otro paso, un paso...

Leer más »

viernes, marzo 18, 2016

Échate una carrera ahí!

Luis Hernández, el monitor y propietario de TheGarage está empeñado... Bueno, no. Seamos realistas. Yo soy el que quiero saber si soy capaz de, con mis cuarenta y cinco taquetes recién cumplidos, superar una carrera. Con el único objetivo de terminar, a ser posible, en no más del tiempo máximo establecido.

Pero la verdad es que correr por correr. O el running, para ir a la última, no me atrae nada. Si la cosa tiene dos ruedas y va por terreno desigual entonces sí. Pero a pata, sobre asfalto y ponte a correr, no. La verdad. No me motiva. Pero hay un tipo de carrera que parece divertida. Va tanto por asfalto como por terreno desigual y mezcla recorrido con pruebas físicas.

Mi idea original era saber si podría prepararme mínimamente para la Infinity Xtreme que se celebra el 16 de julio, en la modalidad corta (cinco kilómetros y un pase por la zona de obstáculos). Peeero, es aquí donde entra D. Luis para mencionarme la Dragon Battle Race, no la primera del 2 de abril en Los Realejos sino la del 30 de abril en Los Gigantes.

Así que ese es el reto, saber si con 45 años, sobrepeso, estilo de vida sedentario, mes y medio por delante... puedo hacer frente en un versus a una carrera en equipo con otros cinco corredores, bajo el paraguas de TheGarage, en una distancia de 8 a 14 kilómetros con y un mínimo de 20 a 25 obstáculos.

Así que empezamos las rutinas de entrenamiento, orientado por el jefe, aunque no te comparto su diseño porque las considero de su propiedad intelectural, por lo que sin su permiso, ni hablar. Pero la cosa es si mi cabeza será capaz de mentalizarse de que puede afrontar un reto así, entre tanta gente tan bien preparada. Al final, será una cuestión física o mental?

Menos mal que todavía no me he inscrito. El compromiso está y casi equivale lo mismo. Lo mejor, no estoy solo. :)

Leer más »

martes, marzo 15, 2016

Que pasó con el "chasis corto" en el 4x4?

Fuente: http://www.tutorials3d.com/esp/blu_sheet.asp?id=383

Aunque el concepto todo-terreno no lo inventó Willys con el Jeep, sin duda fue quien le dió forma y lo catapultó al gran público tras la Segunda Guerra Mundial. De esa idea de vehículo duro y de trabajo, adaptable a todo tipo de terrenos, al concepto de SUV, generalizado en los noventa del pasado siglo, pasó medio siglo que dejó sembrada la historia del automóvil con verdaderas leyendas. Y aunque el mercado sigue teniendo verdaderos monstruos 4x4 disponibles, no es menos cierto que el vehículo utilitario deportivo, esa idea de automóvil alto con o sin tracción a las cuatro ruedas y ciertas capacidades off-road han descafeinado la cosa.

Algo que sí que resulta inverosímil es que las marcas hayan dejado atrás el concepto chasis corto o dos puertas. No hablo tanto de los Patrol, Montero/Pajero o Wrangler de dos puertas todos ellos, que superaban la media de los 4 metros de largo, sino de aquel otro concepto que venía representado por los Samurai (hoy derivados en Jimny), el Vitara, el Terios y tantos otros como el propio RAV4, para muchos el fundador del verdadero significado del concepto SUV. Ese pequeñajo 4x4 potente, con dos puertas, con plazas traseras apretadas, de bajísimo consumo y un escueto maletero, el ratonero que llaman los trialeros.

Hoy en día todas estas pequeñas leyendas han evolucionado a una misma idea al punto que casi diría que están dibujados por el mismo ingeniero. Mismas líneas, superan los 4 metros, por supuesto cuatro puertas, más bajos, la tracción integral es casi un extra. En resumen, vehículos familiares un poco más altos. Y creo que es un error, especialmente de Suzuki y Toyota, que con sus Vitara y RAV4 lideraban esa propuesta, porque han dejado huérfano a un sector del mercado, el de aquellos y aquellas que querían o necesitaban un vehículo corto para su día a día, pero cuyo uso mayoritario era en solitario o para dos personas, sin necesidad de espacio de carga y que buscaban un consumo reducido. Los SUV están pasando por el mismo proceso que los automóviles compactos de los segmentos B y C, la homogeneidad, la falta de diferenciación y carácter personal como forma de competir en el mercado. Y eso es el peor pecado de la industria para cualquier aficionado. En otras palabras y a mi modesto entender, las marcas japonesas hoy aburren.

La buena nueva es que nos queda el mercado de segunda mano, con una ingente oferta y unos precios que aunque tendían a subir, en los 4x4 se han mantenido o bajado.

Leer más »

viernes, marzo 11, 2016

Desafío Teide 360 en MTB

Todos los ciclistas de montaña que pedalean en Tenerife saben del veto de pisar con las dos ruedas el Parque Nacional del Teide. Comprensible desde ciertas ópticas y absolutamente estúpido e incomprensible desde otras. Entiendo que se cierren senderos y, por supuesto, los fuera de pista, pero lo que no tiene ningún sentido es vetar la circulación en bicicleta de montaña por las viejas pistas, aún conservadas e, incluso, en uso por el propio personal del parque con sus vehículos todoterreno.

Quizás algo esté cambiando cuando el Club Deportivo 7Raid esté inmerso en la organización del Desafío Teide 360 que se correrá, previsiblemente el 30 de abril y cuyas inscripciones, a 55 euros, se cierran una semana antes (el día 24 o si se acaban las plazas, antes). Para participar tienes que tener licencia federativa de ciclismo, con fecha vigente anterior a la prueba.

Fuente: www.teide360.com

El recorrido es secreto, lo que ha levantado una gran expectación. Muy previsible por la cara norte de la isla, porque sólo hay una vía a cierta altitud que discurra casi por las faldas del Teide, abierta a la circulación por cierto, pero toda una incógnita en cuanto al lado sur porque, podrán los ciclistas darse el lujo y el placer de circular por la Pista de Siete Cañadas. Negrita y subrayado para la palabra pista. O la organización derivará a la opción B, lo que alejará la prueba en altitud y distancia de las faldas de nuestra majestuosa montaña. Bien, el secreto ya se desvalará. Ojalá tenga sorpresas y ojalá el equipo gestor del parque haya avanzado y abierto los ojos en determinados aspectos.

Por mi parte y con humildad sólo puedo felicitar a 7Raid por esta aventura, deseando que sea todo un exitaso.



Leer más »

jueves, marzo 10, 2016

6º Concurso de Modelismo Estático Ciudad de Leganés

El modelismo está vivo. De hecho, desde que tengo memoria, los modelistas nos hemos estado quejando de lo mal que va el hobby. Eso mientras aparecían más clubes, más concursos, más marcas artesanales, más herramientas, más accesorios y más de todo. Hasta más modalidades como la del Warhammer o el de transformación de diecast.

El concurso de Leganés es buena prueba de ello. Empieza mañana y los modelistas de Madrid y alrededores van a poder disfrutarlo durante tres días, desde mañana viernes y hasta el domingo. Desde estas escasas líneas sólo puedo animar y empujar a todos a asistir, compartir y conocer. Especialmente si vienes del modelismo de vehículos civiles, porque somos muchos, somos legión, pero basta ya del escondernos y quedarnos en casa.

Vamos a ganar esa carrera muchachos! ;)

Toda la información en: www.modelismoleganes.com.



Leer más »

miércoles, marzo 09, 2016

Opel Blitz TLF 3.6: motor (Italeri 1:24)

Dicen otros aficionados al modelismo de vehículos que se me dan bien los motores. Yo no me lo creo. O no me lo quiero creer. No es falsa humildad, que podría serlo, es más bien exceso de perfeccionismo, complejo hedonista lo llaman, pero no hablo de verse guapo sino de una baja tolerancia a la frustración, a que las cosas no queden perfectas. Es todo un lastre.

Porque al final se trata de unos trocitos de plástico que buscan reproducir, más o menos, a una determinada escala, ese objeto que busca imitar la maqueta. Maqueta que sirve para crear la ilusión de un mundo en nuestras manos. Mundo que, en definitiva, no controlamos ni de lejos en lo más mínimo. El hedonista es así. Habla mucho, acuerda con todos y con todo desacuerda, en esa búsqueda de la perfección que no existe. El modelista es hedonista. Pero hedonistas son todos los creativos. Pa'bien o pa'mal. O les quieres o los odias.

Dicho todo lo cual, que no es otra cosa que un desperdicio innecesario de palabras por mi parte y de tiempo por el tuyo, te entro a saco. Esto es lo que hago yo, a día de hoy, con los motores de mis modelos a escala.

Documentación

Qué es lo que voy a reproducir? Cómo lo reproduce el kit en cuestión? Qué diferencias hay a nivel visual? Me hago estas preguntas y las intento responder en la medida de lo posible utilizando Google Images, además de leer un poco. En ocasiones lo que necesitas no es la foto exacta de ese mismo motor, valen ítems cercanos que te aclaran esto o aquello. Saber cómo funciona un motor básico también te ayudará a encontrarle sentido a lo que reproduces y como lo reproduces.


Primer paso

Cuando ya voy teniendo claras algunas cosas monto todo el bloque motor y las piezas principales. Para entendernos, las más grandes. Algunas si desencajan mucho con el motor real las puedo rehacer en todo o en parte.

Una vez tengo el bloque, lijadas y enmasilladas las juntas, retocadas algunas piezas, empiezo a añadir cosas. Principalmente cableado.

El resultado final no suele ser una versión concreta y específica sino una mezcla de varias versiones reales. Porque no sólo busco que el motor se acerque al real sino que la miniatura sea realista, y para ello tienes que tomarte ciertas libertades.

Un consejo, tornillería. No se vé pero se nota la presencia una vez terminada y hace que el motor gane mucho. Que pierda las excesivas superficies planas que tiene si sólo montas las piezas del kit.

Más en un motor como el del Opel Blitz, donde la sencillez es la máxima. Aunque también es cierto que enfrentarte a la reproducción de un motor a escala de un automóvil clásico es mucho asequible técnciamente que un moderno fabricado a partir de los 70 del pasado siglo XX. La sencillez vuelve en los grandes monobloques de última generación donde todo queda oculto por grandes carcasas de plástico.



Empezamos a pintar

Cuando ya tengo todo lo principal montado empiezo a pintar. Antes lo hacía al revés, pintaba partes y luego pegaba, pero lo único que conseguía era estropear trabajo previo. Intento, eso sí, no montar piezas que me pueden estorbar al pintar, pero de resto todas las posibles.

Un buen ejemplo es el ventilador, ya que correa, alternador y motor de arranque quedan detrás. El radiador es otra pieza con la que trabajar por separado. Así como algunos conductos y cableados, según su ubicación en el modelo.

Primero lo pinto todo con un color base más oscuro, en este caso negro mate, usando aerógrafo, con acrílicos Model Air de Vallejo. En este punto verás desaparecer las manchas de pegamento y la policromía de todas las piezas que has añadido. Si vas a trabajar en otro color, por ejemplo en los camiones, en un amarillo, verde u otro color claro, pinta la base con un tono ligeramente más oscuro que el recomendado en las instrucciones.

Avanzamos y nos empezamos a entusiarmar. Ya lo has probado? No es tan complejo como parece. Eso sí, insisto en lo del aerógrafo porque tanta superficie con tantas formas diferentes, a pincel, no quedará uniforme. Y la base es importante que quede uniforme.


Pincel seco

Empezamos a divertirnos. En el modelismo militar el pincel seco es una técnica obsoleta. Pero para mí es tremendamente útil ya que los coches, salvo que quieras hacerlos en una situación de abandono, no tienen un degaste tan intenso como el material militar en campo de batalla.

Observe el lector que también es cierto que es de la pocas técnicas sobre las que tengo cierto manejo. Incluso he dejado de usar aguadas o lavados (usar la pintura muy diluida para que se asiente en recovecos y esquinas y crear así sombras o simular manchas de suciedad).

La primera fase de pincel seco es subir un puntito, a ojo, el color base. En este caso una primera mano de pincel seco, no demasiado seco, usando un negro gris de la misma gama Model Air de Vallejo.

Más una segunda pasada de pincel seco, esta vez sí muy seco (que casi ni manche el pincel) con un gris medio cualquiera. Ambas pasadas con pincel, obviamente. Sobra decirlo pero por si acaso. Una vez terminado este paso verás que de un aspecto de juguete pasas a un aspecto realista. El motor gana vida y volumen.


Detallando la pintura

El siguiente paso requiere pinceles muy finos, buen pulso y mucha paciencia, porque hay que pintar y detallar cableados y partes que van a hacer que el conjunto gane vida.

Hasta ahora tienes una pieza con volumen, realista, pero monocromática. Realmente sólo has dado luces. Pero, salvo algún caso excepcional, un motor no es en su conjunto de un único color.

Incluso los más básicos son un conjunto de grises y colores metálicos, brillos y mates. Todo eso es lo que le suma. Prueba cosas como mezclar distintos metalizados como el gun metal (negro fusil), el plata, los cobrizos, el aluminio mate (que a poco que tengas cierto daltonismo lo verás blanco).

También puedes hacer cosas como aplicar pincel seco sobre colores brillantes. Lo que consigues con esto es satinar el color y generar contrastes, más acentuar luces en las esquinas y resaltes. Para inspirarte no dudes invertir tiempo en mirar fotografía de motores, no sólo del que reproduces sino de otros de la misma época y tipología. Ni siquiera en los vehículos militares los motores son monocromáticos.



Maximizando el detallado

La última fase es colocar el motor en su hueco, sobre el chasis o sobre la carrocería autoportante, según el caso. Una vez ahí empiezo a añadirle más piezas, cableado y todo lo que se me ocurra. Analizo con el conjunto del modelo que es lo que se va a ver y que no.

Me centro en lo que quedará a la vista porque es lo realmente útil. Con cuidado voy taladrando, pegando y añadiendo. Habrá que retocar aquí y allá, para ello sigo el mismo proceso descrito arriba en la zona que lo necesite. Manguitos y pequeños detalles los simulo con pintura.

El cómo detallar es cuestión de creatividad e ideas. Un buen surtido de despieces de pasadas maquetas ayuda, pero el haber recopilado cosas minúsculas de aquí y de allá te puede dar muchas alegrías. Los modelistas somos ajuntadores de nimiedades. Pero bueno, y quién no lo es en esta vida.

Hay cosas que podemos establecer como básicas:
  1.  El cableado del distribuidor o delco que va a las bujías, por ejemplo, que lo puedes resolver con cable eléctrico muy fino, aunque yo recomiendo pasar por una mercería y comprar hilo de silicona de 0,4 ó 0,5 milímetros (no nylon, que es lo que he usado en el que ves en las fotos, porque es demasiado rígido).
  2. Los conductos del combustible, desde el depósito al filtro y de ahí al carburador también son viables de manera sencilla.
  3. Otro cambio es quitar el plástico de la correa del ventilador y sustituirlo por elástico o cinta de enmascarar que es mucho más fino.
  4. Algo habitual es que el alternator en la pieza de la maqueta quede al aire, lo que sería imposible, así que buscar el elemento de sujeción al bloque de motor le aporta. E incluir su cableado eléctrico no estaría de más. Las canalizaciones de la refrigeración al radiador, si no vienen en el kit, esenciales.
  5. Algún detalle en el motor de arranque.
  6. Cableado básico en la batería, así como sujeción al chasis en su ubicación.
  7. Cableado de freno y este hacia la bomba de frenado.
  8. Cableado que va y viene al cortafuegos, que enlaza con velocímetro y resto de indicadores en el salpicadero.
  9. Depósitos de agua y otros líquidos.




Y no hay más... por ahora.



Leer más »

miércoles, marzo 02, 2016

Buick Wildcat Custom 1966 (Hasegawa 1:24)

Fueron 11 años. En realidad 2 ó 3 más. Decenas de colaboradores y casi 500 artículos publicados. Se convirtió en la referencia, en el ejemplo. Fue punto de encuentro para los aficionados, desde donde surgieron otros proyectos. Hasta que me agoté, porque los proyectos agotan, agotan los hobbies, agota -a veces- la sensación de caminar solo. Y digo sensación porque es el término adecuado. Pero otra vez Internet Archive me ha dado una alegría y, al menos hoy, vuelve a estar accesible el backup de la vieja ArteCar24... así que a retomar la recuperación de contenidos. No te doy más la brasa.




Buick Wildcat "AC24 Custom" 1966 (Hasegawa 1:24)

Publicado originalmente el 8 de febrero de 2010.


Imaginación al poder. O cuando el modelismo se convierte en pura imaginación y diversión, así de simple. Esta fue la mentalidad con la que entré a montar este sencillo kit de la marca Hasegawa a sabiendas de que no sería del gusto general. Pero ha sido divertido.

Descripción del montaje


Y para que no quedara duda lo he subtitulado bajo el anagrama "AC24 Custom". Así, sin miramientos ni vergüenzas. Sucedió con esta maqueta como con otras que he montado. Alguien me la quiso comprar primero pero luego no y ahora sí y después no te respondo. Y tanto trasiego en mis manos acabé por usarla como desatascante del todavía inacabado Vauxhall 30/98 de Finecast Models.

La maqueta, como todas las de Hasegawa, al menos las referentes a los clásicos americanos de los sesenta del pasado siglo XX, son muy simples. Una carcasa con la carrocería, una base que insinúa unos bajos y dan soporte al conjunto y un interior con una pieza básica, asientos, cuadro con calca y volante. No hay más salvo los cromados exteriores y algunas calcas extras, si se da el caso.



Mis modificaciones


Al principio pensé en montar un modelo de caja. Un pimpampum rapidito. Pero no pude evitarlo. Empecé a juronear en la caja de los sobrantes y empecé a hacer pruebas. Y unas rueditas en plan personalización. Y unos baquets que tengo por aquí y un volante más de competición... Para el exterior una toma de aire elevada porque se supone que ese motor ha sido sobredimensionado. Calcas! Que no falten calcas de accesorios deportivos! Que ese detalle da presencia. Y con todos esos "extras" me puse manos a la obra.

Reconozco que me dio cierta confianza encontrar este Buick Wildcat de 1966 modificado en una web americana de compra-venta de vehículos. Al igual que el de la imagen, en mi caso también bajé la suspensión delantera y alcé la trasera para dar esa perspectiva de cuña al automóvil una vez terminado. De referencia también me sirvieron algunos diecast de MAISTO y SAICO que hacía tiempo se andaban retando en mis vitrinas.



Pintando


Con acrílicos Vallejo y barniz acrílico de arte Titan, así de simple. En concreto de su serie Model Air. Un naranja puro para ser más exactos. Y acrílicos "de pincel", también de Vallejo, para los interiores. Negros y blancos buscando una gama de grises con la que jugar con luces y sombras.

Toda la pieza inferior fue pintada con negro mate, usando aerógrafo, de Tamiya. El interior con gris neutro, también de Tamiya, sobre el que empecé a trabajar luces y sombras con los acrílicos de Vallejo. Añadí las baquets que son de un Nissan 350Z, así como su volante y ruedas, pero sin logotipo de marca.


Para el exterior empecé a lijar y enmasillar, para volver a lijar y enmasillar.. y entre medias, capas de gris neutro, hasta que el resultado me medio convenció. No buscaba la perfección sino disfrutar montando este invento.

Finalmente, capas del naranja de Vallejo Model Air, que por cierto, no sé si debido a mi mal uso del aerógrafo, que también, a la falta de potencia en el compresor, que también, o a la propia pintura, tiene una gran tendencia al efecto "piel de naranja" tan temido entre los modelistas de automóviles. El barniz final, varias capas a pincel! con el acrílico para arte de la marca Titan que ya cité.

Luego, el montaje final, los retoques, las calcas y los cromados. Eso! Qué no se me olvide! Encontré un rotulador indeleble de Pilot, que se venden en 2 ó 3 grosores, que pinta en un plata muy brillante, con un acabado muy liso. Creo que es lo mejor que he encontrado para simular o pintar los cromados. Además, se puede provocar su chorreo sobre un recipiente y usarlo también a pincel.



Leer más »

martes, marzo 01, 2016

Como iniciarse en el modelismo

Ahora que te he contado lo que es una maqueta creo que toca que te animes a probar. Partamos de la base que has visto un par de concursos de pura casualidad, o una exhibición. De niño montaste algún avioncito con pegamento Imedio, hace ya un par de décadas, pero aunque el asunto te atrae, te parece que es cosa de niños -y tú ya eres un señor con pelos en los aquellos-, temes como reaccione tu señora -porque para qué negarlo, esto es un hobby mayoritariamente masculino, aunque invito a las féminas a probarlo, sin duda alguna- o simplemente no tienes ni dea de por donde empezar.

Fuente: http://www.histarmar.com.ar/Modelismo/ColeccMey-2Gral.htm

Pensar antes de comprar

Y yo creo que lo primero es empezar por un kit de nivel básico. Elegir un kit, para ser más preciso. La cuestión es, qué te gusta. Te gusta la historia militar? Te gustan esos tanques que has visto, o los aviones? La fantasía? Te apasionan los Ferrari? El mundo de las figuras te resulta interesante? Crees que un barco de Artesanía Latina puede resultarte más de señor con canas -más o menos acorde a tu edad-?

En Amazon tienes un surtido de más de 14 mil productos por debajo de los 20 euros. Además de las maquetas básicas que te propongo también vas a encontrar herramientas, pegamentos y otros accesorios que te facilitarán la vida, aunque no son imprescindibles. Lo ideal es que tengas la suerte de que en tu ciudad aún quede alguna tienda. Yo la tengo, se llama Teide Hobby. En una tienda especializada podrás consultar con personas que ya están inmersas en este apasionante hobby y te podrán orientar sobre tus primeros pasos.

Bien, ya sabes qué te gusta. Pongamos al caso que los helicópteros. Y te has pillado un NH90 de Revell en 1:72. Es un buen tamaño. Una vez montado no es mucho más grande que la palma de tu mano. Algunas piezas te resultarán minúsculas, pero no vas a tener que currarte mucho el interior. Si compras un avión en 1:48 como el Corsair, también de Revell, este vendrá además con los cuatro colores básicos, en acrílicos, además del pegamento -imprescindible para modelismo- y tu primer pincel. Si te atreves en marcas como Modelcraft encontrarás conjuntos de herramientas básicas (pinzas, cúter, lima, cortacables, pinzas de sujeción y algo más).

Un espacio para el hobby

Has pasado por la tienda, física o virtual, tienes tu primer kit, el pegamento -insisto, imprescindible, porque cualquier otro que no sea el específico para modelismo no te servirá- y un par de herramientas básicas que te puedes agenciar por casa (pinzas, cúter, cortauñas o cortacables, pinzas de tender -es cuestión de imaginación-). Lo siguiente es buscar un espacio. El modelismo es cuestión de paciencia. En él aprendes a disfrutar del proceso tanto o más que del producto final.

Al principio pegas piezas y hasta pintas, pero luego empiezas a tener ideas y te haces preguntas: cómo puedo mejorar esto o cómo puedo añadir aquello que no viene en el kit. Así que necesitas un lugar. Si en tu hogar no es algo que sobre siempre puedes monopilizar una gabeta (cajón) para todo tu material y la maqueta en la que estés trabajando. O una gran caja plástica de las que venden en el supermercado que te permitirá tener un espacio de trabajo móvil y adaptarte a lo disponible.

El primer paso

Ya que has llegado hasta aquí, abre la caja y... estate quieto! Lo primero es estudiar las instrucciones. Entiendes sus indicaciones? Como te he dicho, esto es cuestión de paciencia. Y lo segundo es, no está de más, usar Google para buscar imágenes reales de aquello que pretendes reproducir. Leer un poco de su historia (aunque en las instrucciones de los kits sueles hayar un par de párrafos) no es nada desaconsejable y así sabrás sobre lo que estás trabajando, vas a adquirir cultura general a través de la lectura de su importancia o relevancia histórica.

Empieza por las primeras piezas, córtalas con tu cortauñas o cortacables, lija las rebabas o repásalas con tu cúter y empieza a pegar. Acompaña tu proceso con lecturas de foros o libros de modelismo que te ayuden a desarrollar tus técnicas.

No te apures, emplea el tiempo que realmente puedas emplear, sea una vez en semana -los domingos por la tarde- o sea todas las tardes, 50 minutos a una hora y media. Pero no mucho más. Verás que si te entusiasmas el tiempo pasa volando y la vida tiene muchas más cosas y aficiones con los que enviciarse, la principal la gente que te quiere y a la que quieres.

Si consigues el reto de terminar tu primer modelo, ponle una base y permítete el gusto de exponerlo donde te apetezca. Si te enteras de concentraciones, exposiciones, concursos o exhibiciones, acude. Es una buena excusa para conocer a otros modelistas, que hay muchos -pero todos nos escondemos-. Además, esa actitud ayudará a difundir esta bonita actividad lúdica. Asume que siempre encontrarás gente que igual no encaja contigo, por su forma de ser, por su forma de expresarse, por su actitud, pero, no ocurre eso en todos los ámbitos de la vida? Coge lo bueno y si encuentras algo que no va contigo déjalo a un lado.

Y ya está. Bienvenido a este apasionante mundo a escala.

Leer más »