miércoles, agosto 24, 2016

Land Rover Defender 110 "Endesa" (1:43)

Gregorio González es, aunque nos veamos poco, muy poco -culpa mía, no paso por el local de la Asociación de Maquetistas de Tenerife, de la que es el presi-, un amigo. De esos amigos que haces porque compartes una afición y luego vas descubriendo que descubres otras. Las pelis del oeste no, pero correr creo que sí. Es, además el artífice de que siga habiendo una llamita en esto del modelismo en la isla, porque modelistas habemos, a tropecientosmiles, pero cada quien en su cueva.

Y esto no es peloteo (aaandaaa! qué ya sé que lo estás pensaaando!), lo mismo diría de Fulanito o Menganito si fueran el corazón de una Asociación que pelea por mantener visible un hobby tan atractivo. Y por supuesto es modelista. Pero de esos que ni recuerda bien ni cuándo ni qué maqueta hizo primero, pero por los años que hace. Además de modelista extraordinario creo que destaca por la originalidad de muchas de sus creaciones (y esto es mi opinión subjetiva, lo sé).

Dicho todo lo cual, que no resulta lisonja gratuita, que no necesito escanciar por ahí, sino opinión sincera, les muestro una de sus últimas creaciones, de la que le he pedido permiso para compartir en este blog. Una transformación de un diecast de gama baja en escala 1:43, quizás sea de Cararama, porque él no lo recuerda, pero esta marca está entre el juguete y el modelo coleccionable y tiene cosas muy atractivas con unas terminaciones más que buenas.

La transformación se hizo para emular un vehículo que el propio Gregorio ha conducido para ENDESA y que usa el departamento de Subestaciones Eléctricas. Se requirieron las adaptaciones necesarias, pintura y calcas nuevas para los detalles de logotipos y matrícula, más una base que recrear los caminos y pistas que habitualmente recorren estos vehículos en su quehacer diario. Algunas fotos se hicieron con fondos fotográficos que reproducen, precisamente, esas zonas de medianías en el sur de Tenerife tan características. Sin duda, un trabajo exquisito que muchos coleccionistas 1:43 babearían por tener en sus vitrinas.






Leer más »

viernes, agosto 19, 2016

Consejos de un conductor de hace 50 años

Al nuevo conductor:

La suerte es un factor muy importante en la conducción de un vehículo, pero teniendo siempre presente el dicho popular tan conocido de "que San Cristobal, Patrón de los automovilistas, se baja del coche al sobrepasar los 70 km/hora".

La prudencia en el conductor debe imperar siempre en todo momento, principalmente cuando circula en las aglomeraciones de público, en los cruces, en las curvas y en los adelantamientos.

El conductor no debe distraerse cuando conduce y estar siempre correcto con los demás usuarios de la vía y atento a las señales de circulación.

También ha de observar con exactitud las preferencias de paso, y muchas veces, por cortesía, ceder el paso a los que se acercan por su izquierda.

No debe confiarse demasiado cuando vea a los ciclistas, como también a los motoristas que marchan por su derecha, y especialmente cuando éstos van en doble fila.

Cuando encuentre niños al borde de las aceras o en las calzadas de las calles o caminos, desconfíe siempre de la actitud de ellos, pues por su inconsciencia o atolondramiento, de improviso pueden presentarse delante de su vehículo; por lo tanto, la prudencia debe ser superior en estos casos.

En muchos conductores se observa que tienen mucha prisa, marchando con velocidades superiores a los 100 km/hora, y cuando entran en una curva cerrada o badén tienen que frenar con violencia, y en la mayoría de los casos a estos mismos se les ve parados tranquilamente delante de un bar degustando una cerveza. Sin embargo, aquellos conductores que llevan una marcha constante y prudencial, que no pasan de los 70 a 80 km/hora, llegan siempre a su destino sin accidentes y sin peligro.

Y últimamente le haré observar que si se le para el motor, tiene avería o dificultad en la marcha, arrímese, si le es posible, fuera de la calzada o donde no interrumpa el tráfico; tranquilice sus nervios; si puede fúmese un cigarrillo y medite la posible causa de su avería, carburador o encendido, y, solucionada la causa, nuevamente circule con la máxima prudencia y será feliz como lo soy yo cuando conducto mi automóvil después de tantos años, sin accidente.

Páginas 141 (imagen) y 142 (texto) del manual El examen de conductor: carnet de chófer. Edición número 19, de 1962. Redactado por Juan Senent Ybañez y editado bajo su propio nombre. Impreso en Valencia en Tipografía Moderna, actualmente Artes Gráficas Soler SL.

Bajo el lema un dibujo enseña más que cien palabras se imprime esta moderna y actualizada obra, notablemente mejorada y aumentada con las últimas disposiciones vigentes de circulación y señales, incorporando 708 grabados e ilustraciones, la inmensa mayoría en blanco y negro, que son una deliciosa visión y espejo histórico de lo que eran las carreteras españolas en los primeros años de 1960.

Título original de la página 142, Consejos de un conductor de hace 50 años al nuevo conductor.

Leer más »

jueves, agosto 18, 2016

Reinventarse, tu segunda oportunidad

Leí este libro en marzo de 2011, cuando publiqué esta pequeña referencia, en el blog de ArteCar24. Hoy, más que creer en segundas oportunidades sé que cada minuto es una oportunidad en sí misma. Una nueva, única, irrepetible e insondable nueva oportunidad. Que lo puedes ver así, o no, según sea de tu gusto en este momento. Pero que lo es, lo es. :)



Las cosas nunca suceden porque sí. Cada vez estoy más convencido. No estabas allí, en aquel preciso momento, por casualidad sino por un cúmulo de circunstancia. En cierta manera, lo admitamos o no, nuestras decisiones, a su vez influenciadas directamente por nuestras expectativas y éstas por los pensamientos que lanzamos íntimamente a las bases de nuestras creencias, constituyen el mapa misterioso que arrastran el presente hasta ese lugar.

De eso precisamente va Reinventarse, tu segunda oportunidad, de Mario Alonso Puig, editado por Plataforma Editorial, un librito de 170 páginas que no viene a contar nada que otros muchos autores centrados en el conocimiento personal y la superación no hayan dicho antes. Pero al mismo tiempo es una excelente obra por la sencillez de su mensaje y por su capacidad de sintetización. Lo que Puig trasmite no es el resultado de un estudio académico ni producto de una revisión sistemática de la literatura existente. Nace de la propia experiencia. Esa es la impresión.

Podría ser el libro ideal para leer en alguna de las renombradas crisis de la edad adulta. Aquella que da cuando se cumplen treinta años y uno se da cuenta de la pérdida definitiva de la adolescencia; o la de los cuarenta, cuando has comprendido que, definitivamente, las riendas de tu vida están en tus manos, quieras dirigir los caballos que te empujan o prefieres mirar a otro lado y hacer como que no no te das cuenta.

El autor incide en que son las palabras y los pensamientos, producto de nuestras creencias, originadas en nuestra historia personal, la que limita o amplifica nuestro potencial. Es cierto. La historia de nuestra vida no es sino el producto de un cúmulo de interpretaciones. Las experiencias parecen ser inexorables, llegados a ese lugar y ese instante en que suceden. Son como olas imparables. Nos arrastran y en ese momento decidimos sucumbir o surfear nuestra propia historia.

Si hay algo que nuevo que me ha aportado, personalmente, esta pequeña obra, es la proposición de que el pasado no es estanco. No es un archivo inamovible clasificado en algún lugar de nuestro cerebro con el atributo de sólo lectura. Más bien al contrario, siendo como es una acumulación de interpretaciones, es posible desde nuestro presente, recrear éxitos y fracasos de nuestra historia personal afrontándolos desde nuevas ópticas. Aprender a ver lo que creemos recordar como cierto con otros ojos con el objetivo de desnudar lo que resulta doloroso limpiando así de nuestro pasado aquellas conclusiones que sólo nos trae daño y limitación al presente. Máxime cuando en cierta manera aquellas interpretaciones almacenadas con el tiempo tienden a colarse en nuestro futuro a través del condicionamiento de las decisiones y actos en nuestro presente.

Comprender que el pasado no es un cúmulo de bases sólidas sobre las que construir un presente sino un inestable sistema de arenas movedizas permite al navegante, al onironauta que desea reconstruir su visión del mundo, que busca la consciencia plena de su aquí y ahora, pasar de ser una víctima de sus prejuicios a poseer la llave de sus emociones. Permite acceder por fin al perdón de los pecados que promulga el cristianismo, naciendo no en algo impersonal y distante sino en lo más íntimo de nuestro ser. Observar lo que fue y permitirse admitir y digerir aquello, lo que ya no es el ahora, para poder actuar con mayor libertad en ésto, el presente.

Como conclusión, las palabras del autor:
Tenga muy presente que entre cualquier hecho que ocurra y su respuesta emocional estará siempre su forma de evaluar esa situación. Más importante que hacer interpretaciones aparentemente lógicas es hacer interpretaciones que nos ayuden en vez de anularnos.

Leer más »

miércoles, agosto 17, 2016

Ese "aquel" que perdieron nuestros coches

Artículo original escrito en el blog de ArteCar24 en noviembre de 2010 basado en Mascotas sobre el capó publicado en la web de ArteCar24 en febrero de 2008. Información técnica de la página inglesa Mascot Mania y del libro técnico Logos de coches de Giles Chapman, editado en España por OCEANO.



Pegaso, Amilcar, Francia, mascota
usada entre 1926 y 1938.
Goddess, Buick, Estados Unidos,
versión de mascota utilizada en 1933.

Hay algo que falta en el automóvil moderno, se perdió por el camino y no creo que se vuelva a recuperar. Es ese sabor a recuerdo que el automóvil clásico te deja en la mirada cuando tienes la suerte de admirar alguna rara pieza en alguna concentración.

Quizás sea cierto romanticismo; puede que se idealice una época y a unos hombres; o porque que ya nunca se verá a un escultor modelando la mascota de una marca, el espíritu que abandere el diseño y la innovación. O puede que la aventura desapareciera con el asfalto, la electrónica y los diseños hechos con fotocopiadora.

No sabría decirte qué es, pero sé que vuelvo a encontrar ese sabor en esos seres mitológicos fabricados en bronce o latón adornando aquellos imponentes radiadores.



Leer más »

martes, agosto 16, 2016

Un viaje optimista por el futuro

Artículo escrito en enero de 2012 como reseña de la lectura de Un viaje optimista por el futuro de Mark Stevenson. La literatura de divulgación científica, bien sea con una mirada hacia el pasado o como una prospección del futuro están entre mis lecturas favoritas, sin duda alguna. La historia y la evolución de la ciencia es tan apasionante como cualquier libro de ficción. O incluso más.



Después de la densa lectura de una de las últimas obras de Eduardo Punset y el alivio del co-escrito entre Hawking y Mlodinow sobre el Universo ha caído en mis manos una excitante obra, para los amantes de la futurología en la divulgación científica, escrito por el polifacético Mark Stevenson bajo el curioso título Un viaje optimista por el futuro.

Este curioso personaje, que comparte con este lector la edad de cuarenta años, combina una faceta de escritor de obras y cómico con la de experto en narraciones sobre el futuro, la innovación en las organizaciones y el aprendizaje, entre otras virtudes, además de fundador de la agencia de comunicación científica ReAgency.

Como experto en comunicación científica y siendo un canalizador de información sobre los últimos avances de la ciencia se pregunta, cómo será el mundo en los próximos años?, hacia dónde caminamos?

Y con esta pregunta emprende un largo viaje de varios meses de duración y más de 100.000 kilómetros recorridos entre idas y vueltas, visitando a los científicos e investigadores más predominantes de la actualidad. Parcela su obra en las ciencias que afectan al hombre, a las máquinas y a la Tierra para terminar con un capítulo llamado, con atino, Re-inicio.

En él postula acertadamente que no estamos preparados para un avance exponencial del conocimiento y la tecnología impulsada de manera imparable por los nuevos avances científicos, grandes saltos que se producen masivamente y de manera vertiginosamente continua.

Stevenson concluye, el futuro va a suponer un viaje complicado. Muchas de las nuevas tecnologías serán puestas al servicio de más actos como el 11-S. La gente seguirá peleándose. Las injusticias no desaparecerán. Pero ahora que he acabado i viaje, me niego categóricamente a creer que la sociedad humana no puede crecer, mejorar y aprender; que no puede asumir el cambio y rehacer mejor el mundo que no podemos conseguir que la tendencia subyacente emerja. Para terminar con la pregunta que inicia su aventura. Y así, qué viene ahora? Lo que he descubierto es que mi pregunta es su propia respuesta. Hay una nueva historia de la humanidad esperando a que la cuenten si respondemos como es debido a su desafío. Creo que podemos intentarlo.

Ahora, mi invitación como lector es que descubras porque su conclusión es su propia pregunta y disfrutes con una amena lectura que te descubrirá lo que ahora mismo se está cociendo en los principales laboratorios del mundo. Si sientes interés por el mundo que viene. ;)

Leer más »

lunes, agosto 15, 2016

Parque Las Mesas (Tenerife)

El Parque de Las Mesas, podría, debería ser, el parque urbano forestal más importante de Canarias que ocuparía una extensión aproximada, según datos oficiales, de 1.800.000 metros cuadrados, compartiendo con las históricas instalaciones técnicas de Radio Nacional de España lo que es la superficie de la meseta de mismo nombre y que se ubica casi en el límite municipal entre Santa Cruz de Tenerife y San Cristóbal de La Laguna. Se accede a través de la TF-111, Carretera de Los Campitos.

Pese a que podría ser una espectacular zona de esparcimiento para todo el área metropolitana, perfecto para el esparcimiento de fin de semana, la práctica deportiva, zona de educación ambiental, parque forestal, zona alternativa cultural y un larguísimo etcétera, quizás es por lo lejano (a 10 ó 15 minutos en coche) o porque queda a espaldas de las dos principales urbes con los que limita, que parece ser, es de hecho, el gran desconocido para los chicharreros y los laguneros.

El parque se divide en 3 grandes zonas se extienden de noroeste a sureste e incluyen las instalaciones antiguas y nuevas, aún activas, de RNE, con lo que es muy probable que su superficie no oficial sea incluso mayor.


Zona de meseta

La zona noroeste incluye parte del terreno de RNE, hoy abiertas y en desuso aparente donde podrás ver dos gigantescas antenas y junto a ellas dos viejos mecanismos de elevación muy interesantes. Es la zona forestalmente más antigua cubierta en una parte por abetos y eucaliptos que según la historia familiar plantaron un bisabuelo y un tatarabuelo de mis hijos, más una pequeña zona de pinar que parece ser el inicio de algo que no llegó a ningún lado.

Es la parte más alta y en su llana cumbre hay un gran depósito de agua que todavía alimenta todo este sector. Fue la primera zona en ser adecuada como Parque y fue lo primero en ser abandonado, incluyendo un mirador hacia Anaga hecho en piedra de cantera. Las antiguas pistas más algunas nuevas se convirtieron en vías para el running y el trayecto se adornó de elementos de gimnasia al aire libre más zonas de paseo. En su máxima altitud la vista es de 360 grados, desde las cumbres de Anaga hasta el Teide.

El estado de abandono es casi emblemático. Los muchos cientos de miles de euros que se emplearon en esas primeras obras utilizando mano de obra barata (bajo la denominación de "formación ocupacional) han acabado devastados por el agua y el abandono. Aún se sigue utilizando por algunos corredores, gente que pasea perros difícilmente paseables en otras zonas sin bozal ni collar y cerca de la carretera por kinkis cuya menor pasión es que eso sea una futurible zona forestal y su mayor pasión es encontrar lugares para botellones esporádicos con baja probabilidad de ser molestados.

El mobiliario público está para desmantelar y quemar en la hoguera de San Juan, el que está cerca de la carretera por el curioso e interesante uso que le ha dado los jóvenes y cultos visitantes, el más alejado porque ha sido devorado por el tiempo y sus inclemencias. Las pistas de running se han convertido en buena parte en barranquillos esporádicos y la vieja caseta para el material de obra en destino de pintadas tipo Kanarias libre. Es la única zona que conserva un sistema de riego a medio funcionar con una docena de fugas que se han convertido en fuentes de agua permanentes, lo que la vegetación agradece.

Zona del centro de visitantes

En dirección sureste, si saltas los carteles que TRAYSESA (la nueva empresa que en seis meses deberá gastar 200.000 euros para rematar algunas obras en la nueva zona del parque) ha puesto a la entrada, algo nada difícil, encontrarás en lo que sería la zona suroeste del parque una gigantesca mole de cemento sin terminar, casi tan grande o más que el famoso mamotreto de las Teresitas pero absolutamente más desconocido y que sin duda podría levantar tanto o más polémica que el citado si algún día se empezara a escarbar en la herida.

Desde el mamotreto, futurible centro de visitantes, futurible y excelso mirador sobre el área metropolitana y que extiende la mirada hasta el Valle de Güimar y el Teide, futurible aula medioambiental, futurible escuela de formación profesional y futurible cualquier cosa ingeniosa y útil que se nos podría ocurrir, incluido lo de bar y restaurante, se extiende una ladera enorme que pasará desapercibida al ojo ajeno que pasee por primera vez por la zona pero que a poco que fije la mirada observará absorto muros, pérgolas abandonas en el suelo, sillones que no sientan a nadie, escaleras a ningún sitio, paseos que no pueden pasearse y otras curiosidades de lo más interesantes para los aficionados al urbex.

La zona noroeste, citada al principio, no sé si se llegó a inaugurar, pero sí por lo menos se terminó. Ha sido el absoluto abandono y la dejadez institucional, así como un uso ciudadano, vamos a decir que poco adecuado, por no decir irresponsable y gamberro, lo que han hecho leña del árbol caído. Pero la zona del centro de visitantes no llegó ni tan siquiera a terminarse. Las futuras pérgolas de madera se quedaron en eso, en futuras, porque la madera quedó donde el último trabajador en formación la dejó. Este es el resultado de otra nueva polémica, ahora llamado Plan de Taco - La Cuesta y presupuesto de 5.026.593 euros sin adjudicar. Solo como curiosidad decir que esta zona del Parque no está ni sobre Taco ni sobre La Cuesta. Está encima del Barrio Nuevo, a unos escasos cientos de metros en línea recta y sus Cuevas Rojas y el Sendero Las Lecheras.

Zona nueva

Estas obras, ejecutadas entre 2008 y 2014, se extendieron hasta la zona de sureste, la ladera que cuelga sobre una parte del barrio de Los Campitos e Ifara, quedando justo encima de las instalaciones de la UNIPOL. Aquí se levantaron muros, fogones, caminos, mesas al más puro estilo tradicional que la ruptura con al UTE de aquel entonces que se encargaba de ejecutar el presupuesto dejó en abandono por un desacuerdo con el Cabildo. El viento reinante en la zona, proveniente del mar, que queda justo enfrente, y la lluvia se encargaron de demostrar que el proyecto estaba hecho con la punta del... lápiz sin punta del ideario de turno.

Después de un par de años en estado de obra inacabada este 2015 se ha puesto unos escuetos 200.000 euros más para rematar sólo esta parte. Y ahí andan, poniendo barandillas, las mesas originales se cambiaron por otras de hierro y cemento, los fogones se reconstruyeron y algo más. Pero tan pronto terminan una zona y empiezan otra vuelven a donde estuvieron porque olvidaron esto o aquello o porque la nueva normativa aprobada ahora exige esta o aquella nueva medida de seguridad (bastante discutible y sin duda redactada desde una mesa).

Esta zona es la que, se supone, después de octubre, si la nueva empresa no pide más dinero (que ya se ha hecho, por otro lado, a instancias de la institución gobernante), se inaugurará como Parque Las Mesas. Oculta por la maleza queda la zona del futurible centro de visitantes y desaparecida casi ya, tragada por una mezcla entre la actuación del kinki y la actuación del tiempo atmosférico, y la zona antigua, la noroeste, sin duda la más interesante.

Es de reseñar que en todos estos años, ya desde las obras anteriores cuando se construyó el gran depósito de agua como las posteriores a 2002 cuando se convoca el concurso de proyectos (cuya ejecución aún no ha terminado) la masa forestal del supuesto parque forestal no ha crecido ni un ápice. La zona nueva tiene los mismos eucaliptos y las mismas acacias que antaño plantaran los vecinos en la zona sureste y la familia en la zona noroeste. Hay pequeñísimas extensiones aquí y allá donde se plantaron palmeras, dragos y poco más.

Lo que podría llegar a ser

La meseta de Las Mesas, y no es una redundancia sino es el nombre de la montaña tiene en su centro, rodeado por todo lo que es terreno público y lo que podría ser el gran Parque Forestal de Canarias un espacio reservado a los repetidores y antenas de RNE.

De reforestarse adecuadamente podría convertirse en el pulmón del gran área metropolitana de Tenerife, algo que no tienen los casi 350.000 habitantes que suman ambos municipios, eso sin contar la población flotante que entra y sale de ambas ciudades. Podría ser un espacio increíble para la práctica del running y del ciclismo de montaña con circuitos circulares de unos 3 kilómetros realmente divertidos. O espacio para el street workout o el skate, espacio para la práctica de todo tipo de disciplinas al aire libre, como el streaching. O algo tan simple como el senderismo. Pero esto no queda aquí.

El potencial del mamotreto de lo que debería ser un centro de visitantes son enormes, como aula medioambiental, como escuela de formación profesional o como espacio cultural alternativo. La comunicación vía senderos con el centro de Santa Cruz bien bajando a través de los viejos caminos hacia Ifara o hacia el Barrio Nuevo, conectando con el Sendero de Las Lecheras (que podría constituir un recorrido circular que lo incluyese); o con el centro de La Laguna por senderos que suben vía Tabares o vía Valle de Hilario y que llegan justo a la emblemática y lagunera Iglesia del Cristo.

Para esto deben cumplirse algunos requisitos. Interés por las administraciones, no solo del Cabildo, creo que los ayuntamientos del área metropolitana han ignorado el potencial de este parque forestal, bien intencionadamente o bien por desconocimiento. Que dejase de ser coto de caza, algo más complejo y difícil de lo que parece. Los cazadores en Canarias, por tradición y por el don de los guachinches, tienen mucho peso.

Pero sobre todo, el problema principal del Parque no son las obras y lo que se pueda hacer. No es una cuestión de presupuesto porque todas esas propuestas y otras muchas más necesitan poco dinero para llevarse a cabo. El problema es el mantenimiento. Un Parque de estas dimensiones, con los servicios que podría ofertar, necesitaría al menos entre 5 y 10 personas dedicadas en exclusiva, más el material y las herramientas necesarias, más el agua y luz necesarias.

Por eso, hasta ahora, el Parque sólo ha servido para que algunas empresas justifiquen un ingente y millonario gasto sin ningún fin ni objetivo al margen y a espaldas de la ciudadanía a la que debería servir. Y así seguirá durante muchísimos años más. Ahora quizás se haga un lavadito de cara al asunto con una prometedora inauguración a finales de año. Pero eso sólo representará una pequeña parte de lo que podría llegar a ser. Quedan dos tercios con obras o bien abandonadas o bien no mantenidas. Queda darle sentido. Queda mantener y vigilar. Queda reforestar.

Pero claro...

Leer más »

domingo, agosto 14, 2016

El coleccionismo de juguetes

Publicado originalmente bajo el título La pasión por coleccionar juguetes el 1 de septiembre de 2010 en blog.artecar24.com, ahora desaparecido. Artículo reeditado y corregido.



Por algún motivo en algún momento de nuestra adolescencia renegamos de los juguetes. Representan algo que fuimos y que ahora no queremos ser. Queremos ser adultos. Algunos pocos afortunados guardan un rescoldo en algún sitio. Hay recuerdos asociados a los viejos coches de Rico, a los Madelman y las Mariquita Pérez que reniegan del olvido. Los Playmobil, los Tente, las cacerolas de latón, las cocinitas, los recortables, los primeros Matchbox... duermen hoy en trasteros, olvidados. Quizás por eso Toy Story fue un éxito absoluto y lo sigue siendo hoy en ventas de DVD para niños. Porque no sólo entre niños sino entre los adultos que, excusa en mano, acompañaban a su troupé a la gran pantalla, anda la ilusión y el juego escondido.

(c) Galería Navarro.

Qué es un coleccionista de juguetes?

Cuando se habla de coleccionismo de juguetes viene a la mente un señor con pajarita, un erudito en historia, pudiente económicamente, que adquiere carísimos autómatas alemanes del XIX fabricados, a veces de manera exclusiva, por artesanos de la mecánica, el muelle y el resorte.

Sin embargo, cuando aparece en público un coleccionista de los pequeños y baratos cochecillos españoles fabricados en los 60, 70 u 80 del pasado siglo XX, en troquelado, latón o plástico, en lo que era la floreciente industria juguetera radicada esencialmente en Ibi, Valencia, parece que viéramos a un bicho raro, a un friki, palabra tan de moda que denota todo lo que se sale de lo común.

Nada más lejos de la realidad. Y es que tiene sentido buscar y coleccionar piezas exclusivas, casi únicas, no tanto como lo que fueron sino casi o más como objetos de arte, como exclusivas piezas tecnológicas de época. Pero no hablamos de un coleccionista de juguetes en esencia (aunque decir esto es casi una mentira).

Tiene igual sentido coleccionar los causantes de interminables momentos de felicidad, de aquellas pequeñas miniaturas que reproducían la realidad de los adultos y que nos hacían, por horas, caballeros o bomberos, heroínas o bellas modelos, pistoleros o navegantes galácticos, futuras mamás o criadores de bestias y monstruos. Porque no vamos a negarlo, con los años que tenemos, el juguete siempre fue y sigue siendo, sexista. El chute educativo que inserta en vena los roles masculinos y femeninos.

Cómo dar los primeros pasos?

Aunque no empecé a escribir para hablar de política sino para describir el extraño y satisfecho semblante que se le queda al coleccionista cuando se tropieza con una pieza largo tiempo buscada. Cuando visitas un rastro o el garaje de una vieja casa a punto de derribar y aparece una caja de Scalextric herrumbrosa y llena de polvo.

Los mercadillos espontáneos u organizados profesionalmente a lo largo de toda Europa, EE.UU. y Japón se cuentan por miles a lo largo de todo el año. Se publican libros y las tiendas especializadas aparecen, no tanto en España pero sí desde el Pirineos hacia arriba. Los sistemas de subastas, sobre todo en la red, se llenan de juguetes viejos que son seguidos y pujados con pasión.

España, sin embargo, está siendo la pionera en el coleccionismo del juguete moderno, de los últimos 50 años, fabricados en nuestro país y destinados a un mercado humilde. Se empieza a dar valor a nuestras empresas, hoy ya desaparecidas en su mayoría, o inmersas en una grave crisis, no la actual, sino una arrastrada desde hace ya más de una década, cuando el made in China invadió las estanterías de nuestras tiendas.

Quizás haga falta haberse guardado un poco de aquella mirada infantil en algún rincón de un bolsillo roto, envuelto en el catálogo de los Tente o perdido en la caja de los Meccano, para recuperarla hoy y disfrutar de estos viejos trastos.

Lo primero, la información!

Si sientes curiosidad, lo primero, antes de entrar a saco en este mundillo, es la información. Después de adquirir algunas piezas por instinto y corazón empiezas a hacerte preguntas. Y es mejor responderlas para no percatarte, años después, que pagaste 3 ó 4 veces el valor de tal o cual ítem. Muchos no aficionados se sorprenderán pero el mercado del juguete antiguo y clásico rara vez es barato. Los coleccionistas andamos oliendo siempre la oportunidad. Nos volvemos cazadores avispados en busca de la bolsa que la abuela fue a tirar y le dijimos que ya tirábamos nosotros esos muñecos. Total, no son sino basura, hasta que regresan a nuestras estanterías.

Otro de los placeres de este hobby es la restauración. Si te gustan las películas de animación, en la primera edición de Toy Story aparece un restaurador que cose el brazo de Buddy y vuelve a pintar la suela de su bota borrando el nombre de Andy en un gesto que acentúa el olvido antes de entrar en el anhelo de sus amigos y la aventura del regreso a casa. Si no la has visto, te la recomiendo encarecidamente. Y además, que la veas con ojos de un adulto.

Poner sobre la mesa de trabajo ese viejo camión de bomberos de Corgi, eliminar el óxido, evaluar si merece la pena entrar a recuperar la pintura, enderezar los ejes de las ruedas, sustituir tal o cual parte por algún repuesto de alguna pieza en peor estado conseguida hace años... hay que experimentar ese momento casi zen.

Y el almacenaje?

Es curiosa la capacidad de almacenamiento de un coleccionista de juguetes. Como puede guardar en un rincón una vieja rueda de latón, que siempre tendrá presente, hasta que un buen día encuentra una pieza en las condiciones óptimas para ser recuperada y pasar a la vitrina.

La vitrina, quizás el peor de los pecados del coleccionista. Es el trágico momento en el que, como ejecutores imperturbables robamos el alma, la causa por la que fueron fabricados (la mayoría) y los convertimos en objetos de exhibición. Nos curamos luego las heridas regando a los niños que nos rodean con juguetes modernos, juguetes que juegan solos, que sólo necesitan un botón.

Así que, aunque por curiosidad fuera, en la próxima visita a los abuelos, sube al desván o baja al sótano, abre las viejas cajas de tus juguetes, recupera tu memoria, tus momentos, límpialos, devuélvelos a la vida. Luego tienes dos alternativas, encender su alma y que los niños los vuelvan a usar o conservarlos, perderte en su historia, en las personas que los hicieron posible... y tal vez puede que descubras un mundo del que no vas a querer salir.



Algunas lecturas (la bibliografía en este asunto, sobre todo inglesa y americana, es interminable):
  • Enciclopedia del Coleccionista: Juguetes y muñecas; Lydia Darbyshire; Agata, 1999.
  • Juguetes de Metal: Guía práctica para coleccionar, identificar y disfrutar de los juguetes de metal; Constance King; Edimat Libros, 1999.
  • American Antiques and Collectibles: The essential visual reference source for the collector; Susan Ward y Christopher Pearce; Chartwell Books, 2001.

(Imagen superior de Galería Navarro.)

Leer más »

sábado, agosto 13, 2016

Casi-decálogo del usuario de monte

Artículo original publicado el 9 de noviembre de 2009 en uno de mis viejos proyectos, el blog pistadelrayo.es dirigido, no sólo a ciclistas, sino a los usuarios de monte que ya en aquel año se veía venir el boom actual de aficionados que usan nuestros senderos, pistas y viejos caminos para la práctica de diversas actividades.

Fotografía de mayo de 2010 ciclando los montes de Gran Canaria con un montón de gente magnífica que ya he perdido de vista, lamentablemente. Qué descensos! Qué pistas! Qué barrancos! Qué risas!


(c) Mario Buzzi - Gran Canaria - Mayo 2010.




Ayer domingo hice una ruta de las "tranquilitas" subiendo por la Pista El Fayal en dirección a Las Lagunetas, bajando luego por la Pista Pata del Guanche, Pista Cueva Barroso y enlazando luego con la Pista Las Aguilillas, regresar por la Pista a La Esperanza que sale desde Cruz de Fune.

En el Bar Las Lagunetas tuve una interesante conversación con un amigo y conocido gracias a las dos ruedas que luego, por esas casualidades, se prolongó un rato más en el Bar Las Raíces, ya que terminamos cada uno nuestra ruta al mismo tiempo.

Estábamos alegando sobre el comportamiento de los usuarios de monte y ambos habíamos llegado a las mismas conclusiones. Son dos conclusiones muy básicas y al contrario de lo que puedas esperar, poco habituales:

  • Todos, con nuestras prácticas deportivas y lúdicas (legales, se sobreentiende) tenemos cabida en el monte.

  • Es mejor el autocontrol a que el Cabildo de Tenerife se "jarte" de la falta de civismo de unos pocos y empiece su tan conocida política de prohibir, prohibir y prohibir.

Así que hago un resumen aquí de esa conversación en forma de decálogo de consejos que espero sirvan para algo.
  1. Tu actitud no sólo te afecta a ti sino a todo el colectivo que representas.

    Es decir, que si te comportas como un cabestro, quien te vea y te juzgue, no sólo lo hará sobre ti, sino sobre todos los que practiquen lo mismo que tú.

  2. Si lo llevas, llévatelo.

    Es decir, que si cargas cosas -comida, bebida, repuestos, herramientas...- en tu mochila o en tu vehículo, bien sea porque vas a disfrutar del monte o bien porque vas a trabajar en él, nada te impide llevarte las latas, envoltorios, botellas, repuestos rotos y demás restos contigo. Te aseguro que una lata vacía pesa muchísimo menos que una llena. Y si accedes al monte en vehículo incluso no te pesará nada.

  3. Si lo practicas, infórmate.

    Y es que no basta con ir a recorrer al monte y ya está. No está de más tener algo de información sobre tu ruta, los sitios que recorrerás, qué puedes hacer y qué no puedes hacer en cada momento, conocer qué material necesitas... Como decía no sé quien, lo aprendido no ocupa lugar.

  4. Respeta y exige respeto.

    El respeto, o la actitud de tenerlo, no es algo que se aprenda ni se estudie ni se pueda poner en un decálogo. Va con el sentido común, en el mismo paquete. Lo último es condición sinecuanum de lo primero. No creo que haya que decir mucho más.

  5. Cuidado con lo que no es tuyo!

    Y es que aunque suene raro e increíble, dentro de lo que consideramos monte hay propiedad privada. El ejemplo más claro sería la finca de Casa Don Leandro, por poner un ejemplo, pero no es el único. Por favor, usa el sentido común (releer punto 4), piensa en cómo te sentirías si fueras tú el propietario y da muestras de tu educación (releer punto 1).

  6. Compañerismo y camaradería: indispensables.

    En el monte el compañerismo y la camaradería son valores indispensables. Forman un tándem junto con el respeto, el sentido común, la buena educación, el civismo y el cuidado del entorno. Si te cruzas con otro usuario, saluda. Esos buenos días/tardes! Qué no se diga! Si crees que alguien está en apuros o necesita ayuda, párate y ofrécete. Otro día puedes ser tú quién la necesite.

  7. Déjalo igual o mejor a como lo encuentras.

    Vale, lo reconozco, es un clásico. Todos los decimos. Pero te hago una pregunta: cuántas veces has recogido una lata o una botella del monte, la has metido en tu mochila y la has devuelto a la civilización? Si cada uno de nosotros recoge al menos 1 resto no biodegradable y se lo lleva en su mochila para depositarlo luego en un contenedor de basura, haríamos mucho. Sólo es necesario eso: recoger una cosa, cada uno de nosotros, en cada ruta o salida al monte que hagamos.

  8. A partir de aquí...
    ... puedes explayarte con consejos prácticos de todo tipo que en su mayoría aporta la experiencia personal de cada uno y que varían según lo que practiques o el uso que des a nuestro monte.

Leer más »

viernes, agosto 12, 2016

CrearTec, el modelismo más vivo que nunca

No me creo que el modelismo y el maquetismo en cualquiera de sus expresiones esté muerto. Es mentira. No puede estar muerto cuando nunca antes habían habido tantas marcas artesanales, tantos clubes, tantos foros, tantos accesorios, tantos materiales y tantas pijadas. Si bien es cierto que los aficionados seguimos siendo unos ascetas escondidos en cuevas rodeados los pegamentos que nos elevan con sus efluvios. Toma frase!

Lo que ha pasado es que el escenario ha cambiado. Ha habido un cambio climático en el hobby que transformó el escenario de arriba a abajo. Y los que no supieron verlo o adaptarse, desaparecieron, así de simple. No es el único ámbito de consumo donde esto ha pasado, especialmente en aquellos que no son ni de primera ni de segunda necesidad, sino absolutamente superfluos, esos que no se mueven por la sensación de hambre en el estómago sino por una incomprensible pasión por algo que es compartida por un más o menos pequeño, más o menos grande, grupo de locos y locas.

Por eso, que se abra una tienda en un lugar como Canarias, en una isla como Tenerife, en un municipio que queda al margen del gran área metropolitana, en Tacoronte, y ni siquiera en su calle principal, es siempre una buena noticia para todos los aficionados. Y no es que podamos quejarnos porque ya contábamos con Pablo y su incombustible Teide Hobby, que ahí sigue, peleando y adelante.


CrearTec se llama, de lema arte y tecnología. Una maravilla. Detrás del pequeño local repartido al 50% entre zona comercial y zona de trabajo (donde podrás asistir a talleres o podrás disponer de un espacio de trabajo si lo que buscas es algo de compañía con otr@s modelistas), hay dos jóvenes hermanos, Javier y Cris, con ganas, ideas y formación en empresariales (lo que resulta toda una garantía de futuro, ya que muchos fracasan porque tienen pasión por el hobby pero nula experiencia con los mecanismos del emprendimiento y de lo que significa crear una empresa).

CrearTec es un espacio que es más un concepto que una tienda. Por supuesto, el eje principal es la parte de venta de artículos, donde esperan recibir novedades y mercancía nueva cada mes gracias a una interesante alianza con algunos proveedores que, aunque a ellos les resulta un pelín más caro el producto -cosa que no se verá repercutida en el precio final-, pueden disponer de un amplio abanico de productos e, incluso, hacer pedidos ad hoc para el cliente. Lo que es muy interesante para la fidelización (el caballo de batalla de este tipo de negocios). También tienen ya un programa de suscripción que te aporta un 3% de descuento en tus compras. Y más ideas que vienen en camino.

La otra pata de CrearTec es el espacio tras la tienda. No muy grande pero lo suficiente para organizar cursillos, encuentros o, si lo deseas, tener un espacio propio como modelista para poder desarrollar tus proyectos. La gran novedad que introducen estos dos jóvenes emprendedores, hermano y hermana (aunque en el ámbito del comercio no lo es, pero sí en el del modelismo), es que todo gira entorno al cliente, al aficionado. Y eso, se los garantizo, aquí y en Península, es todo un elemento diferenciador, porque hasta ahora las tiendas eran un sitio donde ir a comprar y, como mucho, echar una cháchara de 10 ó 15 minutos, pero no más. Nunca han sido un lugar de encuentro. Y lo de fidelizar... bueno, tengo recuerdos de tiendas ya cerradas donde poco más o menos tenías que pedir permiso para atreverte a entrar y tocar la mercancía.

Y por último, aprovechando los cambios que se están produciendo en las aduanas canarias, estará en breve disponible la tienda electrónica, lo que abrirá el mercado de CrearTec no sólo al resto del país, sino a poco que se espabilen y usen el inglés, a todo el mundo. En sus manos está. Pero a buen seguro que lo harán y que lo harán bien. Tienen lo principal, la actitud. El resto es perseverar.

Suerte y a por todas chicos! En unos años seréis un referente en el mundillo! Estoy convencido!


Cómo llegar? Por la Carretera General del Norte, al entrar en el pueblo de Tacoronte y pasada la Plaza La Estación (si vienes desde La Laguna), primera a la izquierda, luego a la derecha, a 50 metros verás la tienda a tu izquierda. Si vienes desde el norte por la Carretera General, desde la rotonda que entra al pueblo, pasando la rotonda de La Farmacia, la segunda a la derecha, vuelta a la derecha, encontrarás la tienda a tu izquierda.


Leer más »

jueves, agosto 11, 2016

La Conquista Bestial Series, 11 septiembre


Las carreras de obstáculos tienen algo que... cómo explicarlo. O te enganchan o no te enganchan. A mí me están enganchando. El próximo 11 de septiembre, dentro de las Bestial Races, y organizada por la gente de esta marca de carreras y la Concejalía de Deportes del Ayuntamiento de La Victoria se organiza La Conquista, en dos recorridos de 5 ó 10 kilómetros.

La Victoria de Acentejo es un municipio que se extiende de cumbre a costa en el norte de la isla de Tenerife, enclavado entre La Matanza y Santa Úrsula. El nombre del municipio conmemora la victoria de los castellanos sobre los aborígenes guanches del menceyato de Acentejo que los combatían, que previamente habían perdido por su arrogancia en el municipio aledaño de La Matanza. Que la carrera se haya llamado la conquista no sé si es casual o premeditado, pero desde luego muy oportuno.

La orografía del municipio es la que es, o subes o bajas por los viejos caminos que unían sus montes con sus pequeñas y rocosas playas pasando por los distintos poblados y caseríos, concentrándose en la Villa. Y ese es el recorrido que sigue la carrera. Ambas propuestas salen desde la calle Los Arroyos para subir ligeramente hasta alcanzar el Barranco de la Fuentecilla que luego se convierte en Barranco Hondo.

En este punto los runners de 5 empiezan a bajar por el barranco y los de 10 seguirán subiendo hasta tocar la Pista El Rayo para enseguida iniciar el largo descenso por el mismo recorrido. Entrando en la Villa por la calle Domingo Salazar y terminando en una especie de parque público donde, supongo, a modo de la Infinity Xtreme, habrá un apelotonamiento de obstáculos aunque me da que las pruebas las vamos a ir encontrando salpicadas, además, por todo el recorrido.

El día 20 de agosto habrá en La Victoria un entrenamiento de obstáculos, un Bestial Camp, al que ya te puedes inscribir y el día 11 septiembre a partir de las nueve de la mañana empieza la fiesta. Así que sólo queda un mes, treinta días, para acumular kilómetros en las piernas y mejorar nuestra técnica de saltar, reptar, brincar, caer, levantarse, tropezar y reír.

Así que a entrenar!

Leer más »

miércoles, agosto 10, 2016

El problema no es el IGIC... ES EL DUA!

A ver cómo lo explico, porque a mí me parece un disparate de tamaño tan descomunal, un robo legal y consentido por el Gobierno Autonómico tan detestable, un atentado de tal calibre para el bolsillo del ciudadano canario que me parece increíble la impasividad e indiferencia con la que nos tomamos el asunto. Hace años que expliqué este tema en el blog asociado a la vieja ArteCar24.com,  en 2009 (en varias ocasiones) y antes que yo Canarias Bruta en 2007 y el año pasado (2015) volví a resumir la cuestión de las aduanas canarias en este mismo blog.

Bien, te voy a resumir de forma muy clarita la situación (aunque será inevitable extenderse):

[ANTES]

Y no me refiero a la época del Puerto Franco, sino ya en funcionamiento el nuevo modelo impositivo canario basado en el IGIC. El tráfico de mercancía entre particulares o de particulares con tiendas de fuera de Canarias, si no excedía de cierto importe, estaba exento de IGIC y, por añadidura, aunque se debiera hacer el trámite aduanero, no se exigía ni se pedía. A nadie se le había ocurrido tal cosa. Este dato es importante.
Algo que la mayoría ignora es que el trámite aduanero no es un coste o importe que pagues a la Hacienda Canaria sino que es el precio por la gestión -enrevesada intencionadamente, estoy convencido- y que se abona a quien lo gestiona. Para las grandes empresas, habitualmente, la agencia de aduanas (o la empresa transportista que se lo gestione). Para el ciudadano medio, Correos y Telégrafos de España.
Ya vamos llegando al asunto.

[DURANTE]

En algún momento a algún lumbreras de Correos y Telégrafos de España se le ocurrió -o se percató- que ese trámite aduanero era aplicable, pese a la exención, a todo el que introdujera mercancía en las islas. Y eso te incluye a ti cuando comprabas un libro al FNAC o a mí cuando cobraba a Plásticos Santos una maqueta o a la otra cuando compraba una blusa a Venca.

Dicho y hecho. De una manera que a todas luces pareciera aleatoria, a algunas personas sí y a otras no, Correos empezó a extender su correspondiente DUA por 6,30 euros... la gestión (recuerda lo que escribí más arriba) y con un brillante 0 en la casilla de IGIC.

Empezaron las críticas (2006 ó 2007 aproximadamente). Pero eso que les ha resbalado todos estos años y sudado el forro de los... cajones.

[DESPUÉS]

Llega la crisis y primero se baja a un límite de precio de libro (22 euros) la exención para luego finalmente suprimirla. Ahora, la gestión del DUA estaba justificada. No? Aplicándose con mayor rigor y originando circunstancias tan absolutamente rocambolescas como devolver el traje de una boda olvidado en la casa de una hermana, en Madrid, comprado en Canarias... y aplicar DUA e IGIC. Mandar un libro de segunda mano... y aplicar DUA e IGIC. Enviar un juguete de regalo al sobrino que vive en Canarias... y aplicar DUA e IGIC.

La cosa llegó a, sencillamente, separar Canarias de España. Así sigue, pese a todo. Y me refiero a nivel ciudadano, de calle, a ti y de mí, no hablo a nivel empresarial (que lo sufren igualmente, de ahí nuestro alto nivel de coste de vida). De hecho, muchas empresas canarias recurrieron a la trampa alegal de dejar la mercancía en Península, vender y facturar desde aquí -para evitar el IVA- pero enviar desde allí, ahorrando costes, trámites y demás estupideces. Y bien que hacen.

[AHORA]

Hasta el casi-boom del e-commerce no se han querido dar cuenta las administraciones que, sencillamente, estaban coartando el pequeño comercio a distancia, que en Canarias, aunque no medido, es muy relevante, primero como compradores y ahora como potenciales vendedores. Ana Oramas parece haber sido la primera en hablar de ello públicamente en lo que se podría describir como un casi reconocimiento del atropello (supongo que estar en Madrid es lo que tiene). Aunque bien que se guardaba cierta información sobre los costes del DUA a los que tan amablemente se permitía recurrir a las agencias, pero especialmente a Correos.

Por supuesto a Correos todo esto le resbala. Para ellos emitir el puñetero DUA es lo que les da un negocio extra con el que compensan el obligado bajo precio del transporte de mensajería y paquetería hacia y desde Canarias hasta y desde el exterior de las islas.

Pero he aquí algunas circunstancias curiosas. Amazon o AlieExpress parecen estar al margen mientras multitud de pequeños negocios de fuera de las islas publican en su web una nota en su formulario de pedidos que dice si eres canario, te jodes, no es mi culpa lo de tus aduanas, no te vendo.

El nuevo Gobierno Autonómico, con el Señor Clavijo al frente, se llenó la boca con la nueva exención hasta los 150 euros en los que, si compras ese libro, esa blusa, ese pendrive, esa maqueta no tienes por qué pagar IGIC. Pero mira tú por donde que casualmente se olvida de la cuestión del trámite aduanero, de la gestión, de esos 6, 12, 24 euritos que Correos se lleva al bolsillo por cada paquetito que le da la gana pillar al inspector de turno. Más si es una agencia de aduanas cualquiera.

Un buen amigo de la citada empresa ex-pública me ha dicho que no escriba de esto, que pase por el aro, que no me complique la vida, porque me fichan y en depósito se van a asegurar que todos mis paquetes pasen por las manos del inspector. Así están las cosas. Lo mismo que las empleadas de Correos siguen diciéndole a los ciudadanos en mostrador que esto es cosa del Gobierno, que no es de Correos (tamaña trola, el IGIC sí, la gestión es para tu empresa).

Esa es la realidad. Aunque se subiera la exención a 3.000 euros, aunque se liberara el mercado entre Canarias y Europa... si se mantiene la gestión del despacho de Aduanas -o se sigue imposibilitando, haciendo tremendamente complejo el autodespacho-, cuando compres un libro a una librería especializada, pongamos que por 14 euros, tendrás que pagar otros 12 por un DUA que viene a decir que no tienes que pagar IGIC.

Así de simple. Así de legal es el robo. Yo soy de los que prefiero pagar IGIC, no estar exento, pero a cambio no tener que pagarle a Correos un estúpido DUA. Señor Clavijo, Señora Oramas, creo que la inmensa mayoría de canarios le diría lo mismo.


Leer más »

martes, agosto 09, 2016

Infinity Xtreme Radical 10 km., crónica

Hay que estar muy fuerte. Ya ayer conté las motivaciones, mis motivaciones, pero me faltaba una crónica de la carrera de obstáculos del Puerto de la Cruz el pasado 16 de julio, un sábado caluroso, expectante, divertido, agotador -extremadamente agotador-, lleno de decepciones que fueron satisfacciones y viceversa.

Luis Hernández, monitor de TheGarage, amigo, atleta desde la cuna, me lió para meterme en la Radical de 10 km., es decir dos vueltas a un circuito ya clásico, casi invariable, pero siempre mejor, durante las últimas ediciones. Durante el mes y medio anterior no corrí demasiado entre semana pero en varios fines de semana me hice trayectos en el monte de la misma distancia en menos de dos horas así que creí, ingenuo, que podría cumplir el reto sin superar el tiempo máximo de organización, esas dos queridas horas.

Ingenuo porque una cosa es correr 10 kilómetros pista arriba y pista abajo, sendero arriba y sendero abajo. Y otra muy distinta es correr 4 kilómetros para luego pasarte 1 kilómetro escalando, reptando, saltando, arrastrándote y tropezando... para volver a repetir el circuito una segunda vez.

Los más fuertes de la Radical terminaron su segunda vuelta antes de que los más lentos termináramos la primera. A mí me parece increíble. Y de una fortaleza extraordinaria. Hay que tener un corazón como el de una jirafa, esbeltos cuadrípodos famosos por el tamaño del mismo.

Estuve a punto de abandonar en la primera vuelta, pero los más lentos seguían adelante y, al menos que yo viera, no se veían muchos abandonos. A alguno sí que vi rodear disimuladamente algún obstáculo, pero cuando se está entre los 10 ó 20 últimos de algo más de 400 corredores hasta la organización puede pasar por alto el detalle. Yo no iba a terminar con trampas. O terminaba o abandonaba. Porque el reto era mío, era contra mí. Contra mi cabeza.

Como me pasa siempre, como le pasa a muchos, los primeros 3 ó 4 kilómetros de carrera son una pesadilla, hasta que el cuerpo entiende que va a correr. Lo que matan son los bostáculos, más de 15 en cada vuelta, todos juntos. La Infinity es sin duda un reto para la recuperación física. Lo que realmente se mide y donde se compite es en ese hito. Ser capaz de correr y luego hacer un esfuerzo intenso tras otro y luego correr y luego vuelta a empezar.

Hace dos o tres años soñaba con participar en una prueba así. Ya está hecho. Pero esto no ha hecho sino empezar. A la organización, a todo el equipo y la gente del Club Deportivo Canarypol sólo me queda felicitarles, animarles a seguir, a mantener el nivel y la dureza, porque es una veredadera fiesta. Y ya les digo que este cuarentón con sobrepeso va a volver a estar y va a correr esos 10 km. en menos de 2 horas. Ya les digo yo que sí!


Leer más »

domingo, agosto 07, 2016

Sabes por qué correr, pedalear... sudar?

(c) Carmón C.C. Fotógrafos.
Tengo 45 años. Cierta tendencia a la obesidad canaria, ya sabes, exceso de consumo de azúcar y tripa redondita, lisa, bien llena. Puede que tenga muchas cuentas pendientes conmigo mismo, no lo sé, pero desde luego tengo ya algunas cosas claras. Muy pocas. Pero justo las necesarias.

Me he sentido muy a menudo como alguien fuera de lugar y de tiempo. No es un sentimiento único, como bien dice, más o menos, un ser especial que he vuelto a reencontrar últimamente, los raros solemos juntarnos por una mera cuestión de supervivencia.

No me atrae el fútbol sino la montaña. No me atrae competir sino retarme. No me atraen las discotecas ni las fiestas sino las guitarras. No me atraen las Olimpiadas sino las personas y sus porqués.

Siempre he practicado algo de deporte, no mucho, de forma amateur, con espacios de tiempo intermedios donde lo principal era el silloning. Un poco de senderismo, un poco de ciclismo de montaña, un algo de artes marciales y un pizco de actividades en salas de gimnasios llenos de culos embutidos en mallas apretadas.

Pero hasta ahora no me lo había planteado un poco, un poquito, más en serio. Quería saber si podía correr una carrera de obstáculos, y participé en la Dragon, quería saber si era capaz de repetirlo y participé desastrosamente (desde el punto de vista deportivo) en la Infinity, en la de 10, nada más y nada menos. Un éxito personal pese a superar los tiempos máximos y no cumplir con mi objetivo. Un éxito porque lo hice. Yo, este cuarentón pasado de temperatura y 15 kilos de más. Lo hice.

Por qué sudar? Por qué salir al monte en la bicicleta o andar por esos andurriales corriendo? Y lo más extraño, por qué coño exponerlo públicamente. La respuesta está en la vanidad, en la necesidad de que nos reconozcan y nos quieran. Eso diría un psicólogo. Puede ser, para qué negarlo. Pero si sirvo de ejemplo para que otros cuarentones camino del lustro se sacudan de encima esa estúpida madurez que se nos presupone, entonces valdrá la pena.

Para mí, personas como Valentí Sanjuan o César Sar son unos referentes porque cambiaron su vida. Pero sus circunstancias a todas luces son otras. No hay familia o no hay edad o no hay hipoteca, o sí que puede que las haya. Pero no es mi objetivo ser ellos ni ningún otro. Aún siendo ejemplos y referentes. La pregunta, mi pregunta, es si yo podía cambiar y ser eso que quería ser. Hacer un trabajo que de una manera u otra beneficiara a otros (gracias Isa y Juanjo!). Trabajar con personas y no con números correlativos. Recuperar mis aficiones y mis gustos sin tabúes: soy friki (me gusta el modelismo y la tecnología y los cómics y la fantasía y la ciencia ficción y la que no es tan ficción y otras cosas que no son el fútbol). Lo he sido siempre. Ahora (por suerte) está de moda. Y correr. O pedalear. Pero sudar. Y retarme. Llegar un poco más allá de donde había llegado antes, yo, no otro, sino yo. Saber que puedo superar esos retos y que puedo soñar con otros nuevos. Es lo que yo quería. Es lo que estoy haciendo. Es lo que me permito hacer ahora. Lo que la madurez no me dejaba. Ni la sensatez. Ni las opiniones de los sensatos que me rodeaban y tenían planes para mí.

Por eso he decidido sudar. Por mí. Por mi vanidad. Por reconocerme a mí mismo. Y mostrarlo como grito de guerra, para llamar a las armas a los cuarentones y cincuentones y sesentones y a todo aquel que, encasillado cual ficha triste y desvaída, sueña con otro yo visto en la lejanía y a tan sólo la distancia del reflejo en un espejo.

Así que suda, cabrón. Suda. Y mueve ese puto cuerpo. Porque si yo puedo, TÚ PUEDES.


Leer más »