lunes, junio 29, 2015

Ford Ranchero 65 (Trumpeter 1:25): motor

Las maquetas de Trumpeter nunca dejan indiferente. Los hay que creen que este aspirante chino a comerse el mercado internacional del modelismo no está a la altura de los de siempre, japoneses, americanos o los ya extintos fabricantes europeos; y los hay que creen que va a ser un duro competidor. O incluso, que ya lo es. Yo soy de estos últimos. En general, las críticas que se leen en foros de modelistas suelen ser positivas. Siempre hay un quisiera que esto o aquello fuera mejor pero tener un precio competitivo no suele casar con incluir fotograbados o con un superdetallado u otro material más allá del plástico.

Pero, a lo que iba. Empiezo con este kit del Ford Falcon Ranchero de 1965 en versión customizada, que calza un potente motor FE del fabricante, un V8 con un bloque de configuración en Y que con pocas variaciones estuvo montando en algunos de sus modelos más venerados, como el Mustang, el Thunderbird o el Torino, entre 1958 y 1976, cuando la crisis del petróleo dejaba ya claro que tragar combustible no era una opción, especialmente en vehículos que, al margen de sus seguidores y fans, tenían un fin de servicio, como era esta pick-up.

El detallado del motor es bastante bueno, incluye un buen número de partes por separado, por lo que se presta a realizar un buen detallado añadiendo cableado, que a excepción de los cables del alternador, es mejor trabajar en ellos una vez esté en el armazón sobre el que irá montado en la parte delantera del Ranchero.


Tapando juntas

Las piezas del kit que reproducen partes del motor con dos mitades encajan, en general, bastante bien. Las partes del motor de la maqueta están hechA de tal manera que las distintas juntas acaban ocultas, salvo en la parte baja y en la cabeza de la caja de cambios.

Lo que hice fue añadir una superficie plana con hojas de estireno de Evergreen, de grosor 0,25 mm., aunque luego encontré que el starter no encajaba y tuve que modificarlo un pelín.

Para la junta que une las dos mitades de la cabeza de la caja de cambios la disimulé añadiendo una costura nueva con estireno de Evergreen (bendito material blanco para cualquier modelista).


Detallando tornillería

El motor viene sin tornillería en la tapa inferior de la caja de cambios ni en el carter, así que con tiras redondas de Evergreen de 0,5mm. y y una plantilla de Euromodelismo fui recortando esos puntitos que ves en la imagen que vienen a emular las tuercas.

Otra manera usando la citada plantilla de Euromodelismo es aplicar plástico caliente sobre la misma, como si fuera un molde, y luego recortar. De esta manera podemos crear formas cuadradas o hexagonales.

De todas formas, en tiendas como Spot Models puedes comprar accesorios de tornillería con diversos estilos de cabezas y tamaños que sin duda darían aún mucho más realismo al motor.



Preparando cableado

Para el cableado, después de documentarme, usé broca de 0,5 mm. para los agujeros en el bloque y en el distribuidor de encendido. Luego recorté hilo de silicona que puedes conseguir en una corsetería o mercería cualquiera, los hay más finos y más gruesos.

La forma natural que adopta emula muy bien el cableado a las bujías. Lo más complicado fue decidir qué era, en el pequeño motor, la bobina de encendido, que por las fotografías de documentación, está debajo, en el lado derecho.



Pintando el bloque

Para pintar el bloque del motor, antes de añadir y empezar con el alternador, las correas, ventilador, sistema de escapes y filtro de aceite, usé acrílicos Model Air (pensados para aerógrafo, pero que pueden usarse con la técnica de pincel seco) y Model Color de Vallejo:
  1. Apliqué primero una base con aerógrafo en negro mate (#71057) para todo el conjunto.
  2. Luego apliqué pincel seco, dos manos, con negro gris (#71055), para ganar luces.
  3. A continuación di pincel seco con gun (#71072) a la caja de cambios y el carter.
  4. Para una mano final a la caja de cambios de pincel seco con plata (#70997), insistiendo bastante hasta darle vida propia.
El objetivo era huir de la monotía de un monocolor y hacer destacar cada gran bloque del conjunto.


Pintando filtros y escape

Como quería darle algo de color al motor y los filtros de aceite, además de en negro, suelen venir en otros colores y además suelen traer una pegatina con información de la marca, lo pinté con blanco pergamino (#70820) y le puse una calca de la caja de sobrantes que todo modelista esconde debajo de la mesa y es donde vas tirando lo que no usas de cada proyecto.


El filtro de aire ovalado para el múltiple colector de admisión, típico en deportivos como el Cobra, viene en dos partes. La zona central imita bastante bien al papel del filtro. Lo que hice fue pintarlo en negro mate y luego darle pincel seco con blanco. Gana mucho realismo. Las partes cromadas fueron lavadas con negro humo (X19) de Tamiya, como siempre.

Para los escapes usé un proceso similar al del bloque del motor, pero rematando al final con pincel seco en aluminio (#71072) de Vallejo y luego pincel extra-seco con marrón rojizo (#70982) y rojo cadmio (#70909).


Cambiando correas y ventilador

Y vamos llegando a la última parte trabajada, las correas del alternador y ventilador. Fueron sustituidas por elásticos recordatos longitudinalmente, muy finos y planos, transparentes, que suelen venir en los juguetes sujetando partes en los embalajes. La verdad es que da mejor aspecto que la pieza en plástico, que es más gruesa. Se pegó con cianocrilato y reforzó con un poquito de pegamento bicomponente (el ciano, con el tiempo, pierde su capacidad de sujeción).

La pieza del ventilador me pareció muy tosca, así que sustituí las aspas por piezas iguales hechas con alumino de lata de refresco (una Pepsi Light para concretar, que me bebí antes, porque está empezando a jacé una caló).


El problema es que quedaron un pelín grandes y tube que modificar el tubo inferior que va al radiador. Le di un color naranja brillante (X6) con Tamiya, pero me pareció muy escandaloso, así que lo envejecí con lavados de negro humo y pincel seco de gun.

La segunda y última parte del detallado del motor vendrá una vez esté encajado en el chasis. Estoy pensando en conductos de carburación, líneas y filtro de combustible, algún cable de electricidad. El todo depende de la documentación que consiga y la habilidad, por supuesto.

Y todo esto para qué? Pues mira, si no eres modelista y estás flipando en colores te diré. Me ayuda a desconectar de la realidad y el día a día de tener una empresa y el peso del presente y el futuro de 20 personas, y creciendo. Me acerca a la historia del automóvil ya que el estudio del modelo que reproduce la maqueta, su motorización, su éxito o su fracaso, me entusiasma y aprendo en el proceso. Me enseña mucho sobre pintura y arte, sobre la teoría del color, sobre el modelado, las proporciones, el equilibrio, acercándome a apreciar mejor la creatividad, que en última instancia es la materia prima con la que trabajamos en NexGlobal. Pero el principal porqué es... porque me divierte. Y eso incluye la pasión por comunicar y tomarme mi tiempo en construir este artículo. Cómo se te ha quedado el cuerpo?

Gracias por pasarte por aquí, por leer, por ver las fotografías y por dedicarme unos minutos de tu tiempo, que en el fondo es lo más preciado que tenemos en esta vida. Tiempo.

:)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada